Leer en español

2011/10/01 (ES)



FOTOCAT  - INFORME DE SITUACIÓN Físicamente, FOTOCAT es una hoja de cálculo de Excel que recoge información de casos OVNI y OVI en los que se ha obtenido una imagen en fotografía, película, vídeo o medios digitales. Contiene 27 columnas de datos para registrar la fecha, hora, lugar, provincia y país, explicación (si existe), nombre del fotógrafo, características fotográficas especiales, referencias, etc. A su finalización, el catálogo completo se hará accesible desde Internet para la libre consulta de toda la comunidad ufológica mundial. . Está complementado por un archive material de imágenes en varios formatos y un gran archivo de documentación organizado en expedientes individuales.
• Número de casos A finales de agosto de 2011, el número de sucesos fotográficos archivados por FOTOCAT es de 10.685. Ese total se distribuye de la siguiente manera:
Entre 1762 y 2005 10.450
2006 Argentina, España 169
2007-2008 España (general), Rayo globular 54
2009-2010 España (militar), Rayo globular 12
PUBLICACIONES PROPIAS Trabajos de investigación de Vicente-Juan Ballester Olmos (nuevos o re-editados).
Casos militares de 1975 Me complace presentar mi nuevo trabajo “Escuadrón de Vigilancia Aérea Nº 5: Los informes perdidos de 1975”, que se lee en el siguiente enlace:
http://www.ikaros.org.es/g047.htm
Se trata de documentación ovni procedente de la estación de radar que el Ejército del Aire tiene emplazada en la sierra de Aitana, Alicante (EVA-5). Para dar a conocer sin restricciones unos informes de avistamientos OVNI de origen militar, no incluidos en el proceso de desclasificación 1992-1999, he escrito el contexto en el que esos documentos fueron solicitados inicialmente por el MOA/MACOM al EVA-5 pero nunca remitidos, para aparecer inesperadamente en una publicación editada por el Ministerio de Defensa en el año 2000.
Este ensayo incluye una introducción que sitúa al lector en el backstage del proceso de desclasificación y muestra los esfuerzos que hizo el Ejército del Aire para rescatar informes perdidos, algo que tuve el privilegio de vivir en primera persona. Espero que esta nueva aportación histórica, gratuita y sin censura, sea del interés de los estudiosos en estas cuestiones.
Quiero agradecer a Matías Morey (Fundación Ikaros, antes Fundación Anomalía) su excepcional trabajo de edición.
Desclasificación OVNI mundial –ensayo actualizado Mi trabajo “State-of-the-Art in UFO Disclosure Worldwide” (Estado actual de la desclasificación de información OVNI en el mundo) se publicó por vez primera en junio de 2009 y fue actualizado en diciembre de 2009. Desde entonces han acaecido muchas acciones gubernamentales con relación al tema, especialmente algunos procesos de desclasificación muy activos. El colega brasileño Ademar Gevaerd me ha animado a revisarlo con la finalidad de que incluya las últimas novedades, de las que he estado puntualmente al tanto. Una nueva versión de este trabajo, actualizado al 15 de septiembre de 2011, se puede descargar íntegramente desde aquí: http://tinyurl.com/3b3qh5q
La sección del ensayo que se ha modificado más es la tabla que expone las diversas acciones de liberación de documentos por país. Se ha revisado para añadir precisión de ciertos datos y principalmente para recoge notorias y recientes desclasificaciones de documentos OVNI por parte del Reino Unido, Francia, Nueva Zelanda y Brasil. Otros cambios menores se han introducido para Estados Unidos (otras agencias diferentes a la USAF), Australia, Argentina, Canadá, Suecia, Chile, Perú y Dinamarca. Por último, hemos añadido información sobre naciones como Indonesia y Japón a un ya exhaustivo repertorio.
Espero que el lector encuentre este trabajo útil y educativo.
• Entrevista para Italia El Notiziario SOLARIS, una revista digital sobre temática OVNI dirigida por Pasquale Russo, un investigador que pertenece a esa excelente organización que es el CISU, ha publicado en su número de Junio de 2001 una entrevista conmigo, que se puede encontrar en las páginas 7 a 14 de este enlace:
http://tinyurl.com/3ttvbum
COLABORACIÓN INTERNACIONAL Esta sección reconoce y agradece recientes colaboraciones y ayuda recibidas por parte de nuevos corresponsales.
• Libros recibidos Le estoy muy agradecido al británico Chris Aubeck, coautor con el Dr. Jacques Vallee del libro Wonders in the Sky (Portentos en el cielo), por haberme mandado un ejemplar de esta interesante obra. En lugar de hacer una reseña clásica, he decidido hacer algo incluso más creativo y comprometido, estudiar hasta donde sea materialmente posible los 20 casos españoles que aparecen en este volumen. Y lo haré con la valiosa colaboración de dos analistas de lujo, Manuel Borraz y J.C. Victorio Uranga. Este proceso lleva tiempo pero confío haberlo finalizado para la siguiente puesta al día de este blog.
• Reseña invitada: Luis R. González revisa el último libro de Eddy Bullard Tras la cortesía de Thomas E. Bullard de hacerme llegar un ejemplar de su libro The Mystery and Myth of UFOs (Misterio y mito de los OVNIS), publicado por la universidad de Kansas en 2010 (http://www.kansaspress.ku.edu), comencé a leerlo  y a tomar abundantes notas para dar forma a una crítica de la obra cuando supe que Luis González había acabado su propio comentario de esta edición. Este estudioso es el crítico literario español más prolífico de libros OVNI en lengua inglesa, así que le he pedido publicar su reseña en mi blog. Gracias a su amabilidad, incluyo su reseña de este libro a continuación.

Bullard examina los OVNIS, las abducciones y los mitos.
Thomas Eddie Bullard (nacido en 1949) es un folklorista norteamericano, muy conocido en nuestro mundillo por sus investigaciones sobre la “nave aérea” y las abducciones. Sus artículos han aparecido en revistas prestigiosas como The Journal of American Folklore y The Journal of UFO Studies, entre otras. Al ser éste su primer libro publicado profesionalmente, se merece una reseña en profundidad.
El interés de Bullard por los ovnis se inició en la infancia, una mañana de Noviembre de 1957, cuando se disponía a leer las últimas noticias sobre el lanzamiento del Sputnik ruso y sus ojos cayeron sobre un artículo que mencionada un objeto ovoide no identificado que había pasado sobre una autopista en Levelland (Texas), provocando que los motores de varios automóviles se detuviesen. Bullard empezó a leer libros de autores como Ray Palmer, el mayor Donald E. Keyhoe y muchas de las publicaciones del NICAP, afiliándose a este grupo y al APRO en los años sesenta. Realizó sus estudios superiores en la universidad de Carolina del Norte y acabó doctorándose en la universidad de Indiana en 1982. Su tesis doctoral se titulaba: “Misterios en el ojo del espectador: los OVNIS y sus correlatos como temas del folklore popular pasado y presente”.
Durante sus investigaciones de doctorado, Bullard examinó una gran cantidad de periódicos antiguos. Centrándose en la oleada de la “nave aérea” de 1896-97, publicó uno de los primeros trabajos académicos sobre este tema: The Airship File. A principios de la década de los ochenta, el Fund for UFO Research (FUFOR) le pidió que realizase un análisis del por aquel entonces novedoso fenómeno de las abducciones alienígenas. Bullard comenzó un análisis comparativo a gran escala de unos 300 casos de supuestas abducciones alienígenas, algunas de las cuales se remontaban a mediados de los años cincuenta. Fue quizá la primera vez que un profesional cualificado examinaba el fenómeno en profundidad, y aún hoy sigue siendo considerado un hito primordial. Sus hallazgos: una coherencia intrigante entre los diferentes relatos obtenidos de países distintos, y una secuencia y descripción de sucesos bastante consistentes.
Mi crítica de estos hallazgos apareció publicada hace años en otro lugar (1) pero, en cualquier caso, considero que el papel de Bullard en la aceptación del fenómeno de las abducciones alienígenas como algo real ha sido crucial. En la actualidad, el autor parece haber reconsiderado de alguna forma sus conclusiones y llega a admitir que:
p. 279: Desde este punto de vista, la cronología de los relatos de abducción resultaría ser, no el desarrollo de una experiencia real, sino esa secuencia formal de acción creciente, clímax dramático y resolución que caracteriza la forma estandarizada de contar cualquier historia de ficción.
Aun así, concluye:
p. 280: La apelación al aprendizaje cultural explica muchas de las ideas relacionadas con los OVNIS, pero no todos los paralelismos sorprendentes que existen entre los OVNIS, la religión, la mitología y el folklore…
Bullard propone una fuente más científicamente sofisticada para este principio de influencia indirecta, señalando que las ideas sobre un contenido o unos procesos innatos comunes para todas las personas (como los arquetipos de Jung) han caído en desuso, y que valdría la pena explorar las ideas sobre la actuación del comportamiento selectivo en base a universales cognitivos. Fascinado por el fenómeno de las abducciones alienígenas, en los noventa Bullard actualizó sus hallazgos, tratando de responder a varias de las objeciones esgrimidas por los escépticos, tales como el empleo de la hipnosis o el supuesto sesgo de los investigadores. El presente libro nos lo muestra como un ufólogo curtido y digno contrincante en cualquier debate.
En la actualidad, Bullard admite (incluso podría decirse que defiende) que el pensamiento sobre los OVNIS puede ser entendido como un mito en construcción y dedica buena parte de su libro a desarrollar esta tesis, pero sin intentar en ningún momento dar su opinión sobre la realidad del fenómeno. Esta ambivalencia (¿podríamos describirla como “disonancia cognoscitiva”?) resulta evidente a todo lo largo del texto. Permítanme algunos ejemplos:
p. 120 – Si tantos testigos se equivocaron al hablar de las naves aéreas, es inevitable que la sombre de la duda caiga sobre todos los demás OVNIS. También resulta embarazosa la abundancia de platillos volantes después de 1947, en comparación con la escasez anterior a ese año; tanto como la facilidad con que las descripciones ofrecidas encajan en las ideas prevalentes en cada momento. Todos estos hechos nos hablan, no de un fenómeno coherente que se extiende a lo largo de los siglos, sino de una creación de la imaginación social.
p. 197 – Sea porque estas posibilidades no resulten atractivas a nuestra fantasía o porque la experiencia OVNI no les ofrezca oportunidad para enraizar, su omisión demuestra de las narraciones ufológicas no son simples copias de modelos culturales sino que mantienen un cierto grado de independencia.
p. 200 – La semejanza entre las representaciones OVNI y las fuentes culturales no prueba nada, a favor o en contra del fenómeno OVNI, sólo el hecho de que a cualquier nivel (grande o pequeño) los modelos culturales ofrecen significados atribuibles a cualquier experiencia y formas de poder comunicarla a los demás.
p. 249 – Una tendencia aparente en la forma en que los ufólogos caracterizan a los extraterrestres es la propensión hacia tipologías ejemplarizantes, como salvadores, explotadores o conspiradores (…) La fluidez de estas imágenes sugiere que los ocupantes de los OVNIS, tal como nosotros los entendemos, deben más a la predisposiciones de sus intérpretes que a datos reales sobre los alienígenas.
p. 270 – Igualmente difícil de justificar son los sesenta años de estancamiento de la tecnología de los OVNIS. En el caso de la única civilización que conocemos –la nuestra- la tecnología cambia con rapidez. Y sin embargo, esos súper-avanzados alienígenas que nos visitan han realizado muy pocas mejoras o cambios en los modelos de sus naves desde 1947.
p. 285 – Los críticos partidarios de la Hipótesis Psico-Social (HPS) se confunden al interpretar como pruebas de su postura lo que sólo son herramientas de diagnóstico. Para dirimir si todos los informes sobre OVNIS describen sólo mitos o si existe algún residuo distorsionado de un fenómeno real no basta con hablar de argumentos y posibilidades, sino que debemos analizar las pruebas que pudieran existir sobre un genuino fenómeno no convencional.
p. 304 – Desde una perspectiva más amplia, la gente también informa de experiencias legítimas con ángeles y fantasmas (…) Todos los procesos conocidos que influyen en el error humano pueden aplicarse a los distintos tipos de experiencias. Los ufólogos, sin embargo, o bien reconocen aceptar algunos encuentros anómalos rechazando otros de forma arbitraria, o bien deberán admitir que la fe ciega en los testimonios personales resulta injustificada, incluso cuando los testigos son sinceros y honestos.
¿Por qué Bullard no da el último paso y pasa a defender la HPS? La popular Hipótesis Extraterrestre (HET) recibe un buen varapalo a lo largo de todas las páginas, incluyendo una de las mejores explicaciones que he leído sobre la mítica posición que representa el caso de Roswell para la ufología norteamericana. A continuación, varios ejemplos y opiniones llenos de agudeza:
p. 125 – Desde principios de los años cincuenta, la HET ha mantenido una posición en la Ufología muy similar a la que tiene la teoría de la evolución en Biología. Es el nexo conductor indispensable que da sentido a cada detalle.
p. 163 – La cosmología de la HET resulta carente de imaginación y rígida. En vez de innovar, se adapta.
pp. 220 a 225 – En la década de los setenta, el secretismo oficial carecía de una razón convincente (como podía haber sido el argumento del pánico que había alimentado las sospechas en los años cincuenta y sesenta), a la altura de la magnitud que se le pretendía atribuir. La década de los ochenta comenzó con la unificación de todas las creencias dispersas en una reescritura espectacular de la historia de los OVNIS, bajo la influencia de un análisis novedoso, un mesías conspiracionista que trajo dos décadas desenfrenadas de paranoia creativa… Roswell facilitó a los creyentes ese gigantesco secreto que siempre habían estado buscando… Hoy en día, la Ufología sigue llena de conspiraciones, con declaraciones públicas apenas algo menos exageradas.
p. 230 – Los extraterrestres triunfan hoy, como la distancia y lo sobrenatural en décadas pasadas, ofreciendo una hoja en blanco llena de posibilidades, una premisa que permite justificar cualquier grado de extrañeza, cualquier desafío a las leyes de la naturaleza o a la lógica…
pp. 245 y 246 – Aunque las enseñanzas alienígenas resulten bondadosas en unos casos (Hermanos del Espacio) y crueles en otros (abducciones), ambas imágenes se oponen a la visión secular de un universo impersonal con lo que, en última instancia, no deja de ser un enfoque religioso. El mensaje que subyace en todos estos relatos de intervención extraterrestre ofrece la esperanza de que la Tierra no sea algo aislado, accidental o carente de sentido en la vastedad del espacio.
p. 262 – Por lo general, los ufólogos dan la bienvenida a todos aquellos elementos que confirman sus creencias y rechazan o ignoran hasta las pruebas negativas más rotundas… La selección tendenciosa de los datos les permite construir una imagen deseada de la realidad, por mucho que resulte altamente improbable… la HET aplica una y la misma solución a todos los problemas, a todas las preguntas, desde las estatuas de la isla de Pascua hasta los fallos en los recuerdos vitales: la respuesta es siempre alienígenas, alienígenas, y más alienígenas.
p. 282 – La actividad diaria del mito OVNI (extraterrestre) es, en lo esencial, una labor de mantenimiento. Sus defensores construyen y preservan un acervo común, lo difunden entre los ignorantes, lo defienden contra los ataques de los incrédulos, y ayudan a mantener la ortodoxia entre los seguidores… Una de las consecuencias de todo ello es que el pensamiento ufológico ha dejado de necesitar nuevas experiencias, basta con una ilusión de ellas… Con todas las respuestas ya disponibles y debidamente posicionadas, la investigación se vuelve selectiva, no ya una cuestión de preguntarse si los sucesos descritos son reales, sino sobre la forma en la que pueden encajarse en la estructura aceptada ya existente.
La escapatoria de Bullard pasa por defender la existencia de un fenómeno real (las experiencias) sin admitir las inferencias lógicas derivadas de esa existencia, especialmente en lo relativo a la inteligencia aparente del fenómeno. Así, al hablar sobre la consistencia aparente en los informes sobre OVNIS a lo largo de los siglos, Bullard considera (poniendo como prueba en contrario a las llamadas leyendas urbanas) que la imaginación de todos los que informan haber visto OVNIS en cualquier lugar del mundo no tendría por qué ser tan restrictiva, no tendría que mostrar tantas inhibiciones en ausencia de un anclaje en hechos reales (p. 299 – los relatos de abducción se repiten unos a otros casi hasta el extremo de la monotonía…). Por otro lado –añade- tampoco deberían las personas que describen este tipo de experiencias ver, a menudo, más cosas de las que las expectativas les predisponen a hacerlo, salvo que haya otro ingrediente en juego.
En esta argumentación, Bullard evita mencionar un problema central (mencionado hace años por Allan Hendry): la etiqueta OVNI y la etiqueta OVI resultan, en la práctica, imposibles de distinguir estadísticamente. Ello me lleva a pensar que, después de todo, si existen algunos límites o restricciones a las capacidades de la imaginación humana. Además, se podría argumentar que cada caso (OVI u OVNI) incluye siempre algún elemento peculiar que lo convierte en único (la bufanda que llevaba uno de los secuestradores del matrimonio Hill, los seres vistos en un caso de aterrizaje ibérico que parecían salidos de la película La guerra de las galaxias, etc.), con lo que el hecho de no cumplir las expectativas podría ser una forma de que la imaginación volviese a jugar su papel en todo este asunto. Finalmente, otro punto a considerar es el papel de la censura (consciente o inconsciente) por parte no sólo de los propios testigos, sino también de los investigadores.
Bullard defiende la existencia de casos OVNI “de calidad”, capaces de superar los requisitos siguientes:
1.- El suceso descrito cumple los requisitos básicos de autenticidad.
2.- Existen pruebas testimoniales e instrumentales de calidad a su favor.
3.- La extrañeza del suceso se deriva, no de las vaguedades de una descripción insuficiente, sino del carácter inusual de detalles claramente especificados.
4.- De la comparación de informes de testigos independientes surge un relato coherente.
5.- El suceso descrito presenta similitudes con otros relatos conocidos.
6.- El suceso descrito se diferencia en algún aspecto de las expectativas habituales.
7.- El informe sobre el suceso en cuestión ha sido sometido a un examen crítico intenso sin que se hayan encontrado explicaciones alternativas.

Luis R. González (a la derecha) y Vicente-Juan Ballester Olmos, durante una reunión de verano.
Sin embargo, ninguno de los ejemplos  que Bullard comenta en su libro, cumple con todos esos criterios. Nos toca seguir esperando.
En su introducción, Bullard diferencia entre “escépticos/desmitificadores” y “críticos”, pero no puede evitar volver a mezclarlos cuando llega el momento de presentar sus críticas a la HPS. Bastará mencionar un par de ejemplos:
p. 257 – Muy poco del atractivo que nos ofrecen las anomalías psicológicas conocidas es capaz de sobrevivir a la colisión con los hechos. Los experimentos y estudios realizados echan por tierra las teorías “de gabinete”, mostrándonos que los testigos de OVNIS y los abducidos están libres de psicopatologías o de problemas en los lóbulos temporales, y tampoco se tratan de personas marginales, con problemas de ajuste o inclinados a rechazar la cultura mayoritaria (…) La importancia de la hipnosis para recobrar los recuerdos reprimidos sobre abducciones alienígenas resulta dudosa si consideramos un experimento realizado con once abducidos, en el cual sirvió para descubrir nuevos episodios en sólo dos de los sujetos, mientras otros dos no recordaron nada nuevo bajo hipnosis, y los siete restantes simplemente dieron detalles sobre incidentes que recordaban de forma consciente (2).
En mi opinión, teniendo en cuenta los pocos estudios realizados, el pequeño tamaño y la heterogeneidad de las personas muestreadas, la virtual ausencia de cualquier protocolo estricto, y la ausencia de réplicas (nunca se reproduce un estudio ya realizado), diría que la conclusión más correcta es que todavía no se dispone de resultados definitivos. Además, debemos recordar, que las propuestas derivadas de anomalías psicológicas nunca han pretendido convertirse en explicaciones únicas y generalistas, sino que cada una explicaba (o podía explicar) sólo a un pequeño subconjunto de incidentes/testigos. De todas formas, estoy de acuerdo con el autor de que la proposición generalista de que los abducidos han tenido las experiencias que han tenido porque poseen un perfil psicológico diferente al normal parece haber quedado refutada.
Aunque el autor se resista a dar el paso final (hacia la hipótesis psicosocial), o quizá por esos mismo, me permito recomendar insistentemente este libro como un análisis serio del componente mítico del fenómeno OVNI.
(1) Luis R. González, "El aprendiz de Procusto", La Nave de los Locos, nº 13 (Enero 2002) pp. 19-33.
(2) John A.D. Duncan, “Psychological Correlates of the UFO Abduction Experience: The Role of Beliefs and Indirect Suggestions on Abduction Accounts Obtained during Hypnosis”, tesis doctoral, Universidad de Concordia, Montreal, 1998, pp. 119, 144 y 149-150.

Por  su gran extensión, hemos abreviado algo la reseña. El texto completo puede leerse en el enlace que sigue a continuación: http://tinyurl.com/3c4o7mj
• Varios *El investigador holandés Theo Paijmans está aportando al proyecto FOTOCAT recortes de prensa sobre casos fotográficos de Holanda -y otros países- de los años cincuenta y sesenta, en los que siempre encontramos nuevos casos e informaciones complementarias para nuestros archivos.
*Richard Heiden ha sido uno de nuestros más leales y regulares colaboradores desde hace muchos años. Una inagotable fuente de buena información, al tiempo que traductor de algunos mis trabajos.  Heiden recientemente renovó su apoyo al continuado éxito de FOTOCAT mandando gran número de fotocopias de antiguos boletines como el canadiense Saucers, Space & Science. Gracias, Rich. 
*Los casos griegos consignados en FOTOCAT apenas ascendían a 8 hasta que el estudioso helénico Thanassis Vembos se ofreció a ayudarnos en la puesta al día de la casuística de Grecia. En consecuencia, hemos revisado los informes de ese país, añadido información, corregido datos y ampliado hasta los 15 casos. No es una gran cifra, pero da una medida del incremento proporcional que puede sufrir el número de registros del catálogo después de la ayuda ofrecida por parte de investigadores nacionales.
En Grecia, los primeros informes de OVNIS fotografiados son tardíos, de los años setenta (2 sucesos), seguidos por otros 2 en los ochenta. La década de los noventa generó otros 4 informes y, por último, entre 2000 y 2005 se han producido 7 informes más de esta clase. Se confirma así la tendencia encontrada en otros países: la popularidad de las cámaras fotográficas y de video, combinada con lo generalizado que está el concepto OVNI debido a los medios de comunicación. De esos 15 casos, sólo 5 se conocen explicados (una nube lenticular, un fraude, un avión y dos ejemplos de reflejos). Nos parece que esto es un indicativo de la poca investigación que se ha hecho sobre los avistamientos en cuestión.    
*Hace poco que tuvimos el placer de ser contactados con fines de investigación por Philippe Ailleris. Con sede en los Países Bajos, Ailleris lanzó hace dos años un proyecto, el Plan de comunicación de observaciones de fenómenos aeroespaciales no identificados (UAP), que tiene por objeto abordar dichos UAP desde una perspectiva profesional, racional y científica. Su objetivo consiste en proporcionar a los astrónomos -tanto profesionales como aficionados- un mecanismo formal para informar fenómenos inexplicados que puedan observar mientras que estudian el cielo, así como contribuir a una mejor comprensión de los fenómenos transitorios atmosféricos, explicando las causas más comunes de las malinterpretaciones de UAPS por parte del público en general. Desde el proyecto FOTOCAT creemos que esta es una idea muy válida y recomendamos a los interesados que consulten esta web: http://www.uapreporting.org
Philippe es  también autor de “UFOs and Exogenous Intelligence Encounters” (OVNIS y encuentros con una inteligencia exógena), un ensayo de posición publicado este año por el European Space Policy Institute (ESPI) que puede leerse aquí: http://tinyurl.com/3jem9db

El estudioso chileno Pablo Petrowitsch, tan veterano como activo.
*Pablo Petrowitsch es una figura legendaria en la ufología con orientación científica de Chile. Ingeniero de profesión y vocación, a sus 81 años sigue trabajando a tiempo parcial y continúa cultivando su pasión por el estudio de los OVNIS. En los años sesenta tuve correspondencia regular e intercambio de informaciones con UFO Chile, la organización de Petrowitsch, pero esta relación que se interrumpió varias décadas la hemos retomado en la actualidad de manera muy fructífera.  Petrowitsch mantiene un catálogo informatizado de informes OVNI en Chile, cuyos casos fotográficos se han transferido ya a los registros de FOTOCAT. Una complementaria colaboración de nuestro proyecto tiene lugar en el momento que escribimos estas líneas.
GALERÍA DE AVISTAMIENTOS Esta sección de ocupará de ejemplos de fotografías o filmaciones OVNI cuyo estudio es revelador o, como menos,  educativo.
• Persecución en la autopista En octubre de 2008, un programa de radio de Marisol Roldán presentaba la noticia de que el matrimonio formado por Pep Jamandreu y su esposa Anna (con su hija de 3 años) volvían de Vinaroz (Castellón) hacia Manresa (Barcelona) “el pasado 24 de julio” (luego supimos que fue el año 2004) cuando, alrededor de las 21 horas y a la altura de la población de Santa Margarida i els Monjos, vieron una luz “que comenzaba a moverse en dirección horizontal (sic) a poca velocidad”. Alertado por el fenómeno –que definió como un “satélite espía”- Pep registró el fenómeno con su cámara de video. La breve grabación, que puede visionarse seguidamente gracias a la gentileza del autor, José Jamandreu Fernández, sólo muestra una pequeña luz.

En un reciente mensaje de Martí Flò, presidente del CEI de Barcelona, me ha explicado que el encuestador que destacaron a investigar el asunto había comprobado a ciencia cierta que “eran luces de señalización de unas antenas parabólicas de una estación de Telefónica junto a la autopista, en el lugar exacto donde se vio el ovni”.  De otro lado, el estudioso Juan Carlos Victorio Uranga, nos había advertido ya de la prominente presencia del planeta Júpiter en el cielo nocturno ese día. Es cierto que la apariencia puntual del fenómeno registrado en video más se asemeja a un astro que a otra cosa.

Mapa estelar para el 24 de julio de 2004, de Vinaroz to Barcelona. Cortesía de J.C. Victorio Uranga.
Pero la noticia del programa de  radio continuaba diciendo que lo más espectacular vendría luego. Como nos escribió el mismo señor Jamandreu en octubre de 2008:
Lo fuerte vino después de circular un rato largo casi en silencio, cuando Anna dice, Pep, ¡mira, mira! ¿Qué es esto? ¡Qué fuerte! Y justamente paralelo al coche en marcha y a unos 8 o 10 m de distancia, un artefacto bestial, de 6 o 7 m de diámetro, que nos estaba como observando y que nos seguía en paralelo al coche a nuestra velocidad, volaba bajo…en el centro se podía apreciar como una esfera de la que salían unas barras metálicas que se unían en un gran círculo metálico, a su vez con bastantes focos blancos haciendo intermitencias situados en las barras metálicas y también en el círculo…como un gran sol, a veces parecía algo arácnico (sic)…el tiempo transcurrido total diría que fue cosa de 30 minutos.
Veamos la lógica de los hechos. Tras un avistamiento que se torna explicable, se nos relata un episodio fantástico. Es un sinsentido grabar una luz en el cielo vista momentáneamente y dejar de hacerlo con un verdadero platillo volante desplazándose en paralelo a tu vehículo durante media hora. Era pleno verano y en una importante autopista española, en la que había retenciones: ¿dónde están los otros testigos potenciales? Hemos dado opción al testigo a que nos confirme nuestra suposición de que se trató de un exceso de imaginación y nos ha respondido indignado: “mi mujer y yo sabemos muy bien lo que vimos”. Él sabe que tiene la carga de la prueba, pero nada puede probar. Además, admite haber exagerado mucho en la duración, por efectos del nerviosismo (aunque la información se dio 4 años después de los hechos). “Pero tengo entendido que sólo se dejan ver a aquellos que los pueden ver”, nos comenta en un reciente email. Dejémoslo así.
• Fructífera ufología de sillón ¿Quién dijo que la ufología “de salón” no es fructífera?  Con un PC o un portátil y acceso a internet pueden conseguirse muy buenos resultados en investigación (y no digamos en documentación) y lo que sigue es un buen ejemplo. Hace semanas, Ray Stanford me preguntaba si constaba en FOTOCAT alguna información relativa a ciertas fotos hechas en Fargo, North Dakota, porque había encontrado en la página 257 del libro de Aimé Michel Flying Saucers and the Straight-Line Mystery un artículo de Lex Mebane sobre la oleada americana de 1957, con una nota sobre fotografías hechas a tres supuestas “naves-nodriza con satélites” el 9 de noviembre de 1957 en la citada localidad.
Naturalmente, le facilité las referencias que tenía de dicho caso. La primera noticia que se tiene del suceso la publicó el diario The Sunday Fargo Forum al día siguiente, 10 de noviembre. Las tomas fueron captadas por el fotógrafo del periódico, llamado Alf T. Olsen. No disponía de imágenes del presunto avistamiento y sugerí a Stanford que tratara de encontrar el relato original de prensa, como así hizo.
A los pocos días recibí un nuevo correo electrónico de Stanford, que decía en parte lo siguiente:
Las fabulosas fotos del “puro” de Fargo, en North Dakota, podemos  eliminarlas permanentemente. Greg Gilstrap, de la biblioteca pública de la ciudad de Fargo, ha encontrado el artículo y me ha enviado el pdf que te adjunto. Resulta que todo fue una broma del fotógrafo, usando un puro de verdad, etc. En la segunda página [del reportaje] vemos la vitola del puro y la confesión de cómo se hizo la foto.
Sobran las palabras. Véase: http://tinyurl.com/3gwt48v
• El fraude del ovni triangular Un ciudadano belga llamado Patrick Maréchal apareció por sorpresa en los medios el pasado mes de julio para confesar que él había falsificado la famosa fotografía del ovni triangular con tres luces de Petit-Rechain (Liège, Bélgica) el 4 de abril de 1990. Probablemente la imagen con más notoriedad de la oleada OVNI belga de principio de los noventa, su celebridad alcanzó todos los continentes. A pesar del hecho de que solo se tomó una única diapositiva y que el supuesto testigo y fotógrafo era anónimo, la foto supuso la realidad material del fenómeno OVNI para muchas personas, al igual que para muchos estudiosos. 
El problema no es que se haya tomado el pelo –una vez más- a los ufólogos. Muchos ufólogos son tan propensos a creer a pies juntillas que se les puede engañar muy fácilmente, El problema aquí es que se hicieron análisis científicos que parecían probar que el documento era extraordinario. Desde el mismo principio hubo un coro de voces que afirmaban que era un fraude. Otros defendían su excepcionalidad y algunos de ellos la apoyaron en base a conocimientos derivados de la ciencia y la tecnología.
Francamente, es inútil hostigar ahora a los que estaban en el lado de los crédulos. Si tan sólo este nuevo ejemplo sirviera para demostrar cuán falible y débil es la evidencia OVNI, entonces podríamos aprender una lección.

Una forma de arte: el truco del OVNI de Petit-Rechain (Bélgica). 
• ¿Foo-fighters fotografiados desde el aire? La revista La nave de los locos publicó en su número 32, de julio de 2005, unas curiosas fotografías aéreas. Tomadas desde un vuelo de Avianca con rumbo a las Islas Aruba (Caribe) el 6 de abril de 2005, entre las 10,48 y las 10,52 horas de la mañana por Orlando Esparza, nada extraño se divisó en el momento de usar la cámara digital para hacer las fotos.

Volando sobre el Caribe, 6 de abril de 2005. © Orlando Esparza.
Fue el hijo del fotógrafo, aficionado a la ufología, quien escribió a la revista preguntándose si se trata de un ejemplo de foo-fighters. Hemos consultado a Andrés Duarte, experto en análisis fotográfico, quien nos ha hecho salir de dudas:
“Son gotas de agua en la ventanilla del avión. Si se tratara de concavidades en el vidrio la imagen vista a través de ellas no estaría invertida, pero sí lo está, así que no pueden ser burbujas ni orificios, tiene que ser algo convexo y transparente para obtener esa imagen invertida que se ve a través de cada una de ellas. El rastro que se observa arriba de la gota mayor es agua de la gota que se vaporiza con el aire tibio del interior del avión y se condensa en la superficie fría de la ventanilla. Las gotas no se deforman con la gravedad porque son muy pequeñas. Su tamaño y distancia a la cámara se estimó a partir del círculo de confusión de la imagen de la gota más grande en la foto. Ese tamaño resultó ser de 2,7 mm, una gota delgada de ese tamaño sobre un vidrio puede sostenerse sobre él casi sin sufrir deformación.”
Estos son los datos y cálculos realizados sobre la imagen:
Datos del EXIF y de la cámara
Tamaño del sensor = d = 5,27 mm
Número F = N = 5,60
Longitud Focal = f = 5,00 mm
Anchura de la imagen Exif = W = 2.304 pixeles
Datos medidos de la imagen de la gota
coc = c = 12 pixeles
Tamaño angular = t = 40 pixeles
Cálculos
c = 12 pix*d/W = 12 pix*5.27 mm/2.304 pix = 0,027 mm
Distancia a la cámara = S = f^2 /(N * c) = 5,00^2 /(5.60*0,027)=160 mm
Campo visual = FOV = 2*atan (d/2f) = 56°
Tamaño angular = t = 40 pix*FOV/W = 40 pix*56°/2.304 pix = 0,97°
Tamaño lineal real = T = 2S*tan(t/2) = 2,7 mm
Agradezco a Andrés Duarte su análisis. Sin lugar a dudas recurriremos a él en repetidas ocasiones próximamente.
RECUENTO DEL CATÁLOGO Esta sección facilitará algunas estadísticas básicas extraídas de  la base de datos FOTOCAT.
• Informes por hora del día: 1947 a 1999 Una de las características típicas a estudiar en los catálogos OVNI es la distribución horaria de los avistamientos. FOTOCAT tiene todavía un gran número de informes pendientes de revisar para extraer información y “perforar” datos en las columnas correspondientes de la hoja de cálculo. Este déficit –que se corregirá a su debido momento- se aplica a la hora. El dato exacto de la hora se conoce en sólo 4.447 casos. Si hay otros 1.600 sucesos en los que esta información no consta en los antecedentes (y probablemente nunca constará), todavía hay alrededor de 4.000 casos por transferir el dato del expediente al catálogo.  A pesar de estas limitaciones, vamos a medir los casos según la hora del día en que ocurren.
En sucesivas actualizaciones de este blog compararemos dos grupos de sucesos, los registros para el periodo 1947-1999 (2.884 entradas) y los registros para el periodo 2000-2005 (1.373 entradas), para buscar similitudes o diferencias. A su vez, vamos a cotejar los informes “positivos” (los no explicados) con los “falsos positivos” (explicados), por lo que al dato horario se refiere. 
Para el primer periodo a estudiar, esto es lo que tenemos:
Positivo Falso+ Total 1947-1999
Número 1.474 1.410 2.884
El trazo de la curva que representa a los casos distribuidos en las 24 horas del día, aparece en este gráfico:
fotocat10012011-taben_thumb[3]
El coeficiente de correlación entre las dos series es muy alto, de 0,9299 (lo que significa que ambos grupos de datos actúan igual estadísticamente hablando), que no es lo que esperaríamos entre datos de una –presumible- distinta naturaleza, o sea, si los fenómenos inexplicados tuvieran un origen diferente a los episodios explicados.
Hay una pequeña anomalía, sin embargo. El pico de las 21 horas de los casos “positivos” (que supone un 9,3% del total) no es seguido con igual intensidad por los falsos positivos (éstos sólo representan un 6,0% del total) y la curva se rompe en ese punto de inflexión de manera muy visible. Si esto tiene algún significado o meramente es un producto ficticio derivado de una muestra limitada, es algo que no sabemos de momento. Cuando el número de informes tabulados sea el doble que el actual, después de rellenar los datos pendientes en la tabla de Excel de FOTOCAT, veremos si este efecto reaparece o no.
En nuestra próxima actualización, inspeccionaremos el periodo que va desde el año 2000 al 2005.
(Gracias a la Dra. Laura Ballester Miquel).
MISCELÁNEA Esta sección está dedicada a compartir información sobre investigación, artículos, libros, simposios y otras noticias procedentes de fuentes selectas consideradas de interés para los estudiosos de los OVNI. 
• Aterrizajes con humanoides convertidos en incidentes triviales A veces nos encontramos con casos españoles en catálogos internacionales de sucesos anómalos, a pesar de que los investigadores nacionales han logrado resolverlos satisfactoriamente.  No pretendo citar todos los casos que se encuentran en esa situación, salvo reseñar cuatro ejemplos, para conocimiento general, de incidentes clásicos de aterrizaje OVNI con presencia de ocupantes que finalmente se sentenciaron como aclarados.
El 28 de enero de 1976, cerca del pueblo de Benacazón (Sevilla), José Fernández Carrasco dijo haber visto un objeto con forma de las antiguas cabinas de teléfono y a dos criaturas humanoides. De acuerdo con su testimonio –que en su día todos creyeron-, hubo un  episodio de “pérdida temporal” así como heridas que fueron curadas en un hospital. Pero la investigación de un equipo periodístico bajo la batuta del sevillano José Manuel García Bautista consiguió acceder a los asientos médicos y judiciales resultantes, entrevistó al doctor que había examinado la salud del testigo y habló con su familia más cercana, para concluir que la historia simplemente se lanzó para encubrir una triste verdad, que el chico había recibido una severa paliza por parte de los miembros de la familia de su joven novia, de etnia gitana, a la que había dejado preñada. El clan responsable de la paliza le amenazó con matarlo si se atrevía a contar la verdad.
El siguiente artículo desvela lo que realmente aconteció:
http://ojo-critico.blogspot.com/2007/03/lo-nunca-dicho-del-caso-benacazn.html
El 13 de febrero de 1981, en el municipio burgalés de Fuentecén, Luis Domínguez Díez contó haber observado un grupo de luces asentadas en tierra y una especie de “robot” con el aspecto de una caja, el cual repetía el sonido del ladrido de un perro. Quemaduras y agujeros fueron descubiertos en el suelo del lugar. Pero una encuesta llevada a cabo in situ por el investigador Juan Marcos Gascón consiguió demostrar que se había tratado de un fraude inventado por el padre del pretendido testigo, dueño de un bar en la localidad, con el fin de atraer clientela a su negocio. Para mejor urdir el relato, el falso testigo había quemado gasolina en el terreno e hizo varios agujeros con sus propias manos. .
Aquí se puede leer un detallado informe de la peripecia:
http://misteriosdelaire.blogspot.com/2011/04/un-robot-extraterrestre-en-burgos.html
El 22 de junio de 1976, el médico Francisco Padrón León viajaba en un taxi por Gáldar, población de la isla de Gran Canaria, cuando vio lo que ha descrito como una esfera gigantesca que salía del mar y ascendía mientras que ganaba diámetro, hasta alcanzar las dimensiones de un edificio de 10 a 20 pisos. El avistamiento duró 20 minutos. En el interior de la esfera creyó ver enormes figuras de aspecto humanoide y varios mecanismos y aparatos. 
En un trabajo publicado por Vicente-Juan Ballester Olmos y Ricardo Campo se ha presentado evidencia incontestable de que un globo de aire ionizado en la atmósfera, producido por el disparo de un misil desde un submarino de la marina de los EE.UU., fue responsable de la observación. Se trató de una de las varias pruebas secretas de armamento balístico, concretamente de un misil del tipo Poseidón, que se realizaron a finales de los años setenta en el campo de lanzamientos del Atlántico. El testigo, poseedor de un cuadro agudo de creencias excéntricas,  sufrió un característico trance de pareidolia, creando en su mente unas formas sólo generadas por su imaginación, a resultas de la inesperada aparición del misil.
Las siguientes dos referencias documentan este y otros incidentes semejantes de OVNI-misiles acaecidos en las Islas Canarias: “Navy Missile Tests and the Canary Islands UFOs”, International UFO Reporter, volumen 29, número 4, julio de 2005, páginas 3-9 y 26 (en inglés) y http://www.ikaros.org.es/misiles.htm (en español).
Por último, el 19 de marzo de 1997, dos miembros de la policía local de L’Escala (Gerona) divisaron un gran globo luminoso de color anaranjado que se cernía cerca del suelo a unos 50 metros de distancia. La esfera luminosa, con aspecto de una luna, estaba estacionaria y no producía sonido alguno. En el interior de ésta se veía a un ser alto. El fenómeno se mantuvo así varios minutos hasta desaparecer. El estudio del caso que llevó a término el ingeniero de telecomunicaciones catalán Manuel Borraz ha mostrado que la Luna estaba en ese azimut exacto a la misma hora, las 4,05 de la madrugada, y muy cerca del horizonte, siendo su ocaso 10 minutos más tarde. Todo apunta a que una ilusión lunar combinada con un efecto de  pareidolia creó un suceso aparentemente extraño a la vista de los dos agentes.
En el siguiente enlace hay un informe dedicado a este caso:
http://misteriosdelaire.blogspot.com/2008/01/lescala-girona-un-encuentro-demasiado.html
• Varios
*Una fuente del ministerio de Defensa francés nos ha proporcionado un buen recurso, especialmente para los estudiosos europeos, que nos complace compartir desde aquí. Se trata de un repertorio de los lanzamientos de misiles balísticos estratégicos entre 1965 y 1993, tanto tierra-tierra (SSBS) como mar-tierra (MSBS):  http://fuseurop.univ-perp.fr/1sbs_f.htm
Su lectura nos permite correlacionar ocasionalmente sucesos OVNI denunciados en España, Francia, Italia, Portugal, el Mediterráneo y el Atlántico, con su realidad, disparos de misiles franceses. Uno se topa con más de una sorpresa cotejando esos datos con los archivos de casuística OVNI. (Merci a J.J.S.)
*En nuestra anterior actualización insertamos un excelente trabajo de Paolo Toselli, una gran listado de disertaciones doctorales sobre OVNIS hechas en todo el mundo. Nuestro colega y amigo portugués el Dr. Joaquim Fernandes nos ha escrito para que añadamos la suya propia, una omisión que corregimos con sumo gusto. La tesis lleva el título "O Imaginário Extraterrestre na Cultura Portuguesa. Do Fim da Modernidade até meados do século XIX” (El imaginario extraterrestre en la cultura portuguesa. El fin de la modernidad a mediados del siglo XIX) y fue leída en la Universidad de Oporto en 2005. .

*Un trabajo reciente muy interesante sobre el fenómeno recurrente de las luces de Marfa es el firmado por Karl D. Stephan, James Bunnell, John Klier y Laurence Komala-Noord, titulado “Quantitative intensity and location measurements of an intense long-duration luminous object near Marfa, Texas” (Medidas cuantitativas de intensidad y localización de un objeto luminoso de larga duración cerca de Marfa, Texas), publicado en el Journal of Atmospheric and Solar-Terrestrial Physics, volumen 73, 2011, páginas. 1953-1958, que puede leerse en el siguiente pdf: http://tinyurl.com/3fu2dl7
El artículo se dedica al análisis de una luz brillante de tres horas de duración que apareció a nivel de suelo en Mitchell Flat, una zona que discurre entre las poblaciones de Marfa y Alpine, en el estado de Texas, el 3 de junio de 2005. La luz fue registrada en video por dos estaciones automáticas, montadas y operadas por James Bunnell en la zona donde se producen las llamadas luces de Marfa.
Me complace agradecer a Mr. Bunnell su aportación de una tabla de datos con 6 episodios fotográficos de Marfa lights, que se han añadido al catálogo FOTOCAT; se trata de imágenes, algunas de ellas espectaculares, que pueden verse en su magnífico sitio: http://www.nightorbs.net/
*También sobre este mismo fenómeno, indicar que Sagar Ghimire, de la Universidad del Estado de Texas, presentó una tesis doctoral sobre las luces de Marfa en agosto de 2010: “Spectroscopic Measurements of Natural and Artificial Light Sources” (Mediciones espectroscópicas de fuentes de luz naturales y artificiales), trabajo que se preparó en el departamento de tecnología de la ingeniería de dicha universidad y que puede descargarse desde el enlace:
http://ecommons.txstate.edu/engttad/2/
Otro trabajo que se ocupa de investigar este enigma de la naturaleza se publicó en 2009 por obra de K.D. Stephan, S. Ghimire, W.A. Stapleton y J. Bunnell, “Spectroscopy applied to observations of terrestrial light sources of uncertain origin” (Espectroscopia aplicada a observaciones de fuentes de luz de origen incierto), en la revista American Journal of Physics, 77(8), páginas 697-703, disponible en: http://uweb.txstate.edu/~ks22/pdfs/MLPaper_AJP.pdf
(Doy las gracias a Roberto Labanti por la cita).
*Los efectos ópticos irregulares en la atmósfera son aspectos que interesan mucho al estudioso de los OVNIS; por eso aconsejamos leer este artículo que glosa un nuevo fenómeno atmosférico llamado Crown Flash (todavía sin traducción castellana, sugerimos “destello en corona”):
 http://forgetomori.com/2011/science/a-new-natural-phenomenon-crown-flash/
(Nuestro agradecimiento a Kentaro Mori por la referencia).
*Hablando de óptica de la atmósfera, hay un curioso videoclip que captura un parhelio grabado el 7 de noviembre de 2008 en Perú. Según informa Marco Barraza, aquel fue un día extraño en Lima. El cielo se oscureció de repente y la temperatura descendió considerablemente, algo infrecuente en esa época del año. Empezó a caer una densa lluvia y truenos se podían oír desde todos los puntos de la ciudad. Un estudiante de la Universidad católica consiguió este video con su teléfono móvil:  

Siempre deseosos de confirmar la naturaleza de estos fenómenos, acudí a consultar a quien pasa por ser una de las mayores autoridades mundiales en física atmosférica. Tras recibir el video, el Dr. Robert Greenler respondió amablemente diciendo: “Entiendo que es un video de sun dogs (parhelia). Muestra un parhelio a cada lado del Sol con el típico borde interior rojizo y la elongación vertical que son características comunes de este efecto”. (Comunicación personal a V.J. Ballester Olmos, 22 de noviembre de  2008).
Por cierto, en estas imágenes aparece un cuerpo oscuro en el centro del refulgente Sol. Para quien no lo sepa aún, este es un efecto producido por la saturación de luz en el sensor de imagen CCD de la cámara digital. Fotos de un espécimen idéntico de parhelio –hechas por Wim Van Utrecht- pueden verse aquí: 
http://www.caelestia.be/OP-HA-01.html
http://www.caelestia.be/OP-HA-02.html
Y para conocer como se generan los parhelia, sugerimos visitar la extraordinaria página web sobre óptica de la atmósfera realizada por Les Cowley:
http://www.atoptics.co.uk/halo/dogfm.htm

El parhelio peruano de antes es el mismo tipo de fenómeno que presentamos en una anterior entrada de este blog titulada “El fenómeno de Reinosa”:
http://fotocat.blogspot.com/2009_10_21_archive.html
*Ufología latinoamericana en su mejor expresión intelectual la podemos encontrar en la revista La Nave de los locos, que dirige el periodista Diego Zúñiga y que se consigue al precio de 10,30 euros. Con 37 números sacados a fecha de hoy, la publicación da cuenta de la temática OVNI tanto a nivel hispano como internacional. Recomendada.
http://www.lulu.com/product/tapa-blanda/la-nave-de-los-locos-n%c2%b0-37/12107110
* Crónicas de encuentros insólitos desde la cabina del piloto de aviación, un interesante relato de surrealistas experiencias aéreas pueden leerse en este ilustrado artículo de Kent Wien:
http://www.gadling.com/2011/03/11/cockpit-chronicles-six-surreal-sights-seen-by-pilots/
(Referencia gentilmente facilitada por Tim Printy).
* El Informe FOTOCAT #6, “An Approach to UFO Pictures in France” (Aproximación a las fotografías OVNI en Francia), contenía varias fotos, algunas conocidas y otras no, de un característico pero engañoso efecto visual producido cuando se toma una fotografía desde un coche en movimiento de una escena campestre, en el momento en que el vehículo se cruza con un cuerpo material que no es apreciado al estar ocupado en la toma de la instantánea. Normalmente son postes de carretera, que aparecen en la fotografía revelada tan borrosos que adquieren formas grotescas y, a veces, la de un platillo volante que estuviera despegando del suelo. Recuerdo el enlace de este informe técnico:
http://www.ikaros.org.es/fotocat/approach.pdf
En el noticiario ufológico online “Filer’s Files” (editado por George A. Filer) correspondiente al 12 de agosto de 2009, encontramos una fotografía del mismo tipo, al parecer tomada en Ontario (Canadá).  Sin fecha ni otros detalles aportados por la fuente, me decido a incluirla aquí como complemento visual a este tipo peculiar de imagen y para evitar próximos errores. 

Foto extremadamente movida en Ontario. No es tan excepcional.
*Una pérdida irreparable. Un amigo a quien siempre echaré en falta es Hilary Evans, que falleció el pasado 27 de julio. Un sabio de primera fila, uno de los escasos intelectuales del mundo de lo anómalo, una mente abierta y un caballero británico. Sus muchos libros son fuente inagotable de información e ideas, su correspondencia de años un tesoro y los recuerdos que guardo de nuestros encuentros en los Estados Unidos o en España y cuando estuve invitado en su casa inglesa son inolvidables. Con estas letras sólo quiero dejar constancia de mi adiós a un viejo amigo y muy querido colega.
Uno de los muchos tributos escritos en su homenaje es este de Clas Svahn:
 http://www.ufo.se/blogg/14245

Hilary Evans en su mansión-biblioteca cerca de Londres, fotografiado por V.J. Ballester Olmos.
TRABAJO VOLUNTARIO FOTOCAT es un proyecto muy ambicioso: se trata de reunir en un catálogo  todos los casos ovni fotográficos generados en el mundo. La mayoría se han publicados en la literatura especializada, periódicos, revistas y en internet. El número de fuentes a consultar es incalculable, como libros, boletines, revistas, diarios, sitios web, blogs y otros medios de internet. Estudiosos y asociaciones mantienen archivos que habrían de revisarse para ser exhaustivos. Por tanto, le ofrecemos la posibilidad de ayudar a nuestro proyecto de una manera limitada a sus posibilidades. A continuación encontrará una serie de alternativas para ello, rogándole nos informe cuál es la más adecuada para usted.
  1. Donación de material fotográfico, archivos o bibliografía que, agregados a la base de datos FOTOCAT, quiera ver preservados para la posteridad. Para ello, le rogamos use la siguiente dirección postal:
    Vicente-Juan Ballester Olmos
    Apartado de Correos 12140
    46080 Valencia
    España
  2. Cotejar sus propios archivos (personales o de su asociación) de casos fotográficos ovni con FOTOCAT, para su revisión, corrección y ampliación. Para ello, estamos en disposición de facilitar a los estudiosos que lo soliciten listados de casos por provincia, región o país.
  3. Extraer información sobre casos fotográficos de libros ovni
  4. Extraer información sobre casos fotográficos de revistas ovni
  5. Extraer información sobre casos fotográficos de blog y páginas web
  6. Buscar y contactar con colecciones de fotografías ovni
  7. Averiguar fecha y país en ciertas fotografías o videos ovni para los que faltan estos datos
  8. Realizar análisis técnico de fotografías o grabaciones de ovnis
Rogamos nos escriban a ballesterolmos@yahoo.es con el fin de establecer el mejor protocolo para esta colaboración.
Para aquellos lectores que residan en Valencia y quieran colaborar altruistamente con nosotros, les invitamos a escribirnos para encontrarnos en persona.