Leer en español

2012/05/28 (ES)

FOTOCAT - INFORME DE SITUACIÓN
Físicamente, FOTOCAT es una hoja de cálculo de Excel que recoge información de casos OVNI y OVI en los que se ha obtenido una imagen en fotografía, película, vídeo o medios digitales. Contiene 27 columnas de datos para registrar la fecha, hora, lugar, provincia y país, explicación (si existe), nombre del fotógrafo, características fotográficas especiales, referencias, etc. A su finalización, el catálogo completo se hará accesible desde Internet para la libre consulta de toda la comunidad ufológica mundial. . Está complementado por un archive material de imágenes en varios formatos y un gran archivo de documentación organizado en expedientes individuales.

• Número de casos
FOTOCAT supera ya la cifra redonda de once mil entradas y registra a día de hoy exactamente 11.003 casos. Continuamos recogiendo informes de todos los países ocurridos hasta final del año 2005, pero en la actualidad nos concentramos especialmente en casuística de Bélgica, Reino Unido, Suiza, Chile y también de 1947, naciones y año para los que tenemos en preparación estudios especiales. Su colaboración se agradece de antemano.

PUBLICACIONES PROPIAS
Trabajos de investigación de Vicente-Juan Ballester Olmos (nuevos o re-editados).
 
Trabajo actualizado
El ensayo  “Spheres in Airborne UAP Imagery” (Esferas en casos de imágenes de UAPs aéreos), de V.J. Ballester Olmos y Martin Shough, ha sido ampliado para incluir un par de nuevas fotos que hemos conocido hace poco, presuntamente tomadas desde un avión que hacía la ruta Chipre-Reino Unido.
El url del trabajo sigue siendo: http://www.ikaros.org.es/fotocat/spheres.pdf
 
Agosto de 2002. De Chipre a Inglaterra. © Susan Clarke.
Artículo online 
Mi artículo “El hombre del M.O.A.” es una semblanza de mi amigo el general Ángel Bastida, prematuramente fallecido, y de mi interacción con él mientras que fue jefe de la sección de Inteligencia del Mando Operativo Aéreo a principios de los años noventa. Bastida fue una persona clave en la etapa previa al proceso de desclasificación de los archivos ovni del Ejército del Aire español y  quien lo inició. Este artículo incluye documentos y cartas inéditas. Puede leerse online a través del siguiente enlace: http://tinyurl.com/bastida-fotocat

COLABORACIÓN INTERNACIONAL  
Esta sección reconoce y agradece recientes colaboraciones y ayuda recibidas por parte de nuevos corresponsales.
 
 
Octubre de 2011, Mark Pilkington y V.J. Ballester Olmos reunidos. Mark es el que tiene la barba negra. (Foto hecha por J.P. González).
Encuentro con Mark Pilkington 
El londinense Mark Pilkington es escritor, productor, conservador de museo y músico. Como ufólogo, es autor de la obra Mirage Men (Hombres espejismo), que comenté en este blog recientemente, y es también director de la revista Strange Attractors Journal.  Mark estuvo en la ciudad de Valencia –donde vivo- invitado a dar una conferencia en la cuarta edición de Spectra, un simposio internacional sobre teorías de la conspiración, celebrado entre el 26 y 28 de octubre de 2011. Nos reunimos durante la clausura del congreso, para compartir cena y copas subsiguientes con otros colegas y amigos, bajo los auspicios de la organización Octubre CCC (nuestro agradecimiento a Emili Payà y Mike Ibáñez por sus atenciones). No sólo intercambiamos trabajos y disfrutamos de una larga y grata conversación sino que establecimos lazos que auguramos perdurarán.

Libros recibidos 
A Desconstrução de um Mito es una densa obra de 479 páginas procedente de la pluma de los distinguidos investigadores y pensadores brasileños Carlos Reis y Ubirajara Rodrigues, que abarca precisamente lo que reseña el título, la deconstrucción del mito de los ovnis. Ciertamente un libro recomendable, que fue publicado por LivroPronto Editora (São Paulo, 2009):
livropronto@livropronto.com.br

Complemento del volumen anterior es un opúsculo posterior de Carlos Reis titulado Reflexões sobre uma Mitopoética (Reflexiones sobre una Mitopoiesis), que, como señala la definición del término, contempla la historia de los ovnis como el acto de la creación de una mitología. Editado también por LivroPronto Editora (São Paulo, 2011).

Nuestro doble agradecimiento al colega Carlos Reis.

 
Tapa del libro De Outros Mundos.
De Outros Mundos. Portugueses e Extraterrestres no século XX “De otros mundos. Portugueses y extraterrestres en el siglo XX”, es un libro colectivo bajo la diligente coordinación de Joaquim Fernandes, uno de los estudiosos más reputados del país vecino, doctor en Historia y docente en la Universidad de Fernando Pessoa. Obra publicada en 2009 por Planeta Editora, de Lisboa, esta “antología de narraciones y representaciones de la población portuguesa en torno a los conceptos OVNI y ET” suma 19 ensayos de 21 autores, que son lo más granado de la ufología lusa, y diseccionan el imaginario extraterrestre tal como es percibido en la cultura contemporánea portuguesa, bajo perspectivas cognitivas, sociológicas y antropológicas.

Siendo un volumen que no tiene desperdicio y carece de paja, todos sus ensayos son resultado de paciente investigación de campo y de gabinete, pero a  mi parecer son especialmente valiosos los trabajos sobre la evaluación cuantitativa e iconográfica de la casuística portuguesa entre 1908 y 2000 (629 casos) de A. Durval, J. Fernandes, J.C. Martins & M. Neves (pp. 12-27), el análisis fotográfico de objetos aéreos insólitos (R. Berenguer, pp. 28-43), el imaginario ovni y la ciencia ficción, por J. Fernandes (pp. 44-55), las representaciones gráficas de avistamientos infantiles (M. Neves, pp. 56-74), las observaciones de entidades humanoides, de C.J. Monteiro (pp. 161-176), los efectos secundarios de los ovnis (A. Alves, pp. 348-371) y  los ovnis y su relación con la geofísica (artículo póstumo de J.F. Monteiro, pp. 372-383). La excelente obra que glosamos aborda también la visión del tema bajo otras claves y enfoques y contiene ensayos muy documentados sobre la etnografía del contactismo portugués (P. Castro, pp. 75-99), la semiótica de la comunicación con seres alienígenas (P. Barbosa, pp. 100-151) y la problemática de las abducciones (M. Simões & M. Resende, pp. 152-168 y C.J. Monteiro, pp. 169-284).

En fin, se trata de una obra imprescindible para conocer a fondo la fenomenología ovni en Portugal, es un libro erudito, profundo, de amplio espectro temático y, en suma, es uno de esos raros volúmenes que ponen en valor la ufología y suponen valor añadido al conocimiento que tenemos sobre el fenómeno de los objetos volantes no identificados. Dice el director de la obra que “investigadores de las principales universidades portuguesas se encontraron para, en un esfuerzo colectivo, dignificar el tratamiento de un tema con evidentes repercusiones en los dominios de la prospectiva de las creencias y de sus impactos sociales e individuales”. Evidentemente, lo han conseguido.
http://www.planetaeditora.pt/
 
Gracias al Dr. Joaquim Fernandes por su gesto con nosotros.

 
Oscar Galíndez, jurista y ufólogo, es uno de los nombres más destacados en la historia de la ufología latinoamericana.
Colaboración de Oscar Galíndez
En los últimos meses hemos reanudado nuestro antiguo contacto con el investigador argentino Oscar Galíndez, quien está cooperando muy activamente con algunos proyectos en marcha por el proyecto FOTOCAT, brindándonos informaciones de gran valor. Lo que nos complace doblemente porque siempre hemos admirado a este estudioso, ilustre jurista, prestigioso abogado, con un imponente currículo como profesional, profesor universitario, investigador y autor. Galíndez es un verdadero pionero en la investigación ovni con orientación científica en América Latina desde 1960. Cofundador del CADIU en 1966 en la ciudad de Córdoba, ha escrito en las más destacadas revistas especializadas del mundo y es autor de dos libros, uno de los cuales, Los Ovnis ante la Ciencia (1971) está considerado de obligada lectura. Galíndez posee una de las bibliotecas ufológicas más importantes de Latinoamérica. Oscar Galíndez es profesor titular emérito de la cátedra de Derecho Privado IV en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Jujuy y ha sido presidente del Tribunal de Ética y Disciplina del Colegio de Abogados de la Provincia de Jujuy, donde reside en la actualidad.

• Una importante aportación de BUFORA
Una contribución documental muy importante para el proyecto FOTOCAT se ha materializado gracias al generoso apoyo ofrecido por Matt Lyons, presidente de la British UFO Research Association (BUFORA), la mayor y más antigua de las sociedades ovni en el Reino Unido. BUFORA tiene un extraordinario historial de publicaciones de material ovni de buena calidad y –con el respaldo de su Consejo- Mr. Lyons ha decidido generosamente compartir con nosotros a través de un DVD la totalidad de los archivos de BUFORA de 1959 a 2006. Se compone –además de varios documentos internos-, de las colecciones completas del boletín LUFORO (1959-1963), la revista BUFOA (1963), el BUFORA Journal (1964-1981), diversos boletines editados entre 1964 y 2002, las actas de los congresos organizados por la entidad desde 1976 a 1997, el Journal of Transient Aerial Phenomena (1979-1989), el BUFORA Bulletin (1981-1989 y 1998-2001), el New BUFORA Bulletin (2002-2005), el UFO Times (1989-1997), los archivos de noticias de BUFORA (1993-2000), el BUFORA Ireland Branch Journal (1993), el Wessex UFO Record (1973-1975), así como muchos libros de investigación, trabajos y estudios publicados por BUFORA a lo largo de los años.

Este material supone el extraordinario legado de esta organización y, concretamente para nosotros, un archivo de enjundiosa valía en el que estamos convencidos hallaremos incontables informes para alimentar al voraz UK FOTOCAT, un proyecto especial que estamos desarrollando y que ya cuenta con 460 entradas de casuística fotográfica en Inglaterra, Gales, Irlanda del Norte y Escocia.

Varios
* El ufólogo francés ufologist Franck Boitte ha realizado un minucioso catálogo de las observaciones ovni denunciadas en Bélgica durante la gran oleada de 1989-1993, entre las que existen 73 casos con imágenes, que nos ha permitido adicionar 43 sucesos a nuestro propio catálogo.

* Víctor Martínez es un joven geólogo español de 27 años muy interesado en el estudio de los ovnis, que me ha escrito para informar de la salida de su propia página web, un sitio con mucha información de interés:  http://www.informeovni.net 
Víctor está apoyando nuestros proyectos en una colaboración que ya está demostrando ser fructífera.

* El abogado inglés Isaac Koi, un dedicado recopilador a gran escala de archivos ovni, ha puesto amablemente a nuestra disposición un CD que contiene los archivos fotográficos del J. Allen Hynek que obraban en poder de Willy Smith, hasta su reciente muerte. Todo va a ser pronto incorporado a los registros digitales del proyecto FOTOCAT.

* También de Inglaterra, el investigador Eric Rush nos ha enviado copia de un DVD comercial, producido por la UFO Magazine en el año 2003, que abarca reproducciones de los contenidos de una carpeta de casi 200 páginas de recortes sobre avistamientos ovni publicados en la prensa británica en el período 1950-1953. Esta carpeta era de un tal L.B. Cooper y fue encontrada en una librería de segunda mano. Sin duda alguna, UK FOTOCAT se va a beneficiar de este montón de recortes de prensa de principios de los cincuenta.

* Gracias a los buenos oficios del investigador italiano y gran amigo Edoardo Russo hemos añadido al acervo documental del proyecto FOTOCAT un raro trabajo: "A Catalogue of Alleged UFO Pictures in Japan 1974-1976", de Yusuke J. Matsumura y Kizo Mikami, un informe de 96 páginas que contiene 126 casos fotográficos entre 1974 y 1976. Se trata de un documento difícil de encontrar y verdaderamente valioso para nuestro trabajo de recopilación. El informe -muy bien ilustrado y documentado- es singular porque se dedica sólo a casos explicados, excluyendo las imágenes de los supuestos ovnis verdaderos. Y resulta doblemente raro por haber sido editado por la CBA International (Cosmic Brotherhood Association), una asociación de inspiración contactista cuyo director Y.J. Matsumura se caracterizaba por fotografiar ovnis con frecuencia, muchas veces desde aviones. Sea como  fuera, el trabajo ha ampliado nuestra cobertura de la casuística japonesa.

Quiero aprovechar para exponer el resultado del estudio de esta muestra de 149 casos fotográficos:

Fraudes y engaños: 35%
Reflejos y fallos de revelado: 16,5%
Luces de navegación de aviones: 12%
Explicaciones astronómicas: 9,4%
Miscelánea (pájaros, globos sonda, nubes, aviones, etc.): 8%
Satélites artificiales: 0.7%
Otros: 3%
Total explicados: 84,6% (126)
Auténticos ovnis: 15,4% (23)
 
12 de mayo de 1974, foto aérea sobre el Monte Aso (Japón). Fraude. © Munefumi Hisayama.
 
26 de febrero de 1974, Fuji (Japón). Reflejo de luces de interior. © Kazutoshi Sato.
* Quiero expresar mi gratitud a Clas Svahn, de la asociación sueca Archives for UFO Research (AFU), por mandarnos cuatro libros de Arthur Shuttlewood, que nos permitirá conocer en detalle la serie de episodios ovni acaecidos en la zona de Warminster, Inglaterra, en la década de los sesenta. Y, además, por remitir también cuanta documentación le hemos solicitado de antiguas revistas.

GALERÍA DE AVISTAMIENTOS  
Esta sección de ocupa de ejemplos de fotografías o filmaciones OVNI cuyo estudio es revelador o, como menos,  educativo.
 
• De nuevo Conisborough
La ufología tiene sus clásicos. Historias que consiguieron la fama instantánea cuando fueron dadas a conocer por los medios y que cristalizaron con el tiempo. Estos pueden ser informes sensacionales o imágenes sorprendentes, por ejemplo. Las puedes encontrar en cualquier enciclopedia ovni y parecen pasar el filtro del tiempo. Pero, de repente, descubrimos que, a pesar de haber transcurrido décadas, los acontecimientos originales nunca fueron debidamente reevaluados, es decir, profesionalmente y de manera crítica. Un ejemplo de esto es una única fotografía que muestra varios ovnis hecha por un adolescente británico de 15 años, Stephen C. Pratt, de Conisborough, South Yorkshire, Inglaterra, el 28 de marzo de 1966, alrededor de las 20:15 horas. Varios investigadores, tanto de Gran Bretaña como del extranjero, han expresado dudas sobre su autenticidad. Otros han jugado el papel de crédulos en esta escena.

 
28 de marzo de 1966, Conisborough, Inglaterra. © Stephen C. Pratt. Cortesía de John Hanson.
Me he propuesto hacer un estudio especial de los casos fotográficos ocurridos en el Reino Unido. Aunque todavía me hallo en la fase de recopilación de datos, decidí enviar copias digitales de varios negativos y de fotos en papel que amablemente me había mandado el ufólogo y autor inglés John Hanson, además de los antecedentes informativos aportados por el doctor David Clarke, a un analista profesional altamente cualificado de los Estados Unidos, John R. English, asistente de investigación del NARCAP. Su competente análisis independiente se puede encontrar en línea en el siguiente enlace:
http://tinyurl.com/review-conisborough-1966
 
La conclusión a la que Mr. English ha llegado es bien definitiva: es altamente probable que sea una foto trucada.

• ¿La última foto de rayo en bola?
FOTOCAT se cierra, con algunas excepciones, el 31 de diciembre de 2005. Una de tales excepciones es la de los presuntos casos de rayo en bola, debido a un proyecto especial en ciernes sobre esta especial tipología de fenómeno natural. La última fotografía que ha circulado en el panorama internacional de un posible rayo globular fotografiado es una sugerente imagen lograda en un lugar desconocido de Hungría el 6 de enero de 2011 a las 17:20:09, según los datos EXIF de la foto.

 
6 de enero de 2011, Hungría. © Idokep, 2011.
Foto que conocimos gracias al profesor Alexander Keul, de la Universidad de Salzburgo (Austria). La imagen había llegado a la redacción digital de una organización dedicada a la meteorología sin mayores datos y desde el primer momento se ha puesto en el contexto de un posible rayo en bola. La web que la contiene lleva una larga e interesante lista de comentarios (el único problema es que están en húngaro) en donde se pasan revista a muchas posibilidades en cuando a la naturaleza del globo de luz:
http://www.idokep.hu/hirek/gombvillamot-fotoztak-ball-lightning
 
Ya habíamos comentado en una pasada entrada de este blog sobre las imágenes denominadas “orbs” que aparecen a través de cámaras infrarrojas, que no eran otra cosa que insectos:
 http://fotocat.blogspot.com.es/2011_07_21_archive.html 
También vimos experimentos para la creación de dichos “orbs” a voluntad:
http://fotocat.blogspot.com.es/2006_04_19_archive.html
 
Probablemente la modalidad más frecuente de “orb” es la que se produce por el reflejo del fogonazo del flash de una cámara sobre partículas medioambientales, polvo principalmente. Cuando el flash de la cámara SE dispara e incide sobre polvo en suspensión produce la imagen parásita desenfocada que algunos ufólogos tontorrones siguen sin identificar. Cuando  la imagen-reflejo es traslúcida se debe a que la superficie reflectante es diminuta y poco sólida, como una mota de polvo o similar. Por ejemplo esta fotografía tomada en Noruega:

 
24 de julio de 2002, Salsvann (Noruega). © A.J. (Norway in UFO Photographs: The First Catalogue, V.J. Ballester Olmos y Ole Johnny Braenne, http://www.upiar.com/index.cfm?language=en&artID=174&st=1)
La cosa cambia cuando la luz del flash se refleja sobre un copo de nieve, como en esta instantánea, en donde vemos un halo blanco con brillo denso y muy intenso.

 
http://image10.webshots.com/11/3/22/85/125632285cKuVyn_fs.jpg
El lector ya se va situando. Y no seguimos nosotros, damos la palabra a nuestro experto de cabecera, Andrés Duarte, que señala lo siguiente:
La foto fue tomada con flash. Parece tratarse de una partícula desenfocada reflejando la luz del flash. No es el típico orb formado por partículas finas, sino con una partícula de mayor tamaño. Los orbs de partículas gruesas tienen tres características que los distinguen de los orbs de partículas finas: son muy brillantes, tienen bordes borrosos a veces rodeados por un halo, y tienen una forma redondeada pero no suelen ser perfectamente circulares. En el apartado de comentarios de la misma página hay algunos ejemplos de este brillante tipo de reflejo sobre partículas grandes [ver fotografía anterior].
El estudioso holandés Wim van Utrecht nos ha  proporcionado algunas imágenes semejantes: http://www.flickr.com/photos/primum_mobile/2170051836/
 
La ausencia de información sobre la fotografía húngara y sus circunstancias hace que otras hipótesis se hayan considerado, como que la foto se tomara a través de una ventana y fuera un reflejo de una fuente de iluminación interior. A este respecto, Duarte ha indicado:
No creo que sea un reflejo en un vidrio porque el flash provocaría muchos reflejos en el mismo, especialmente en la suciedad que pudiera haber sobre él, y además el texto dice que la foto no fue tomada detrás de una ventana.
Pocos segundos después de la fotografía en cuestión se tomó otra más:
http://feny.idokep.hu/cikk_kep/gombvillam_control.jpg 
Ésta no muestra al objeto y permite descartar que éste fuese algo estático instalado en el lugar, como por ejemplo una lámpara de jardín.

La foto fue inicialmente ingresada en FOTOCAT como un posible ejemplo de rayo en bola. Queda entonces descartado este supuesto.

Quiero terminar recomendando un sitio web donde hay profusa información sobre “orbs”:http://www.assap.ac.uk/newsite/htmlfiles/Orbs%20centre.html
 
• Presentando una nueva sección: “Originales”
Durante muchos años, mucho antes de que se me ocurriera iniciar hace ya 12 años el proyecto FOTOCAT, solía a menudo coleccionar fotografías de ovnis. Siempre me han llamado la atención. Gracias a contactos aquí y allá me hice con bastantes diapositivas o copias en papel de fotos en color procedentes de los negativos originales que mostraban objetos de fascinante apariencia o incluso de seres asociados con los ovnis. Sirva esta introducción para anunciar el comienzo de una nueva sección en este blog en la que una serie de casos clásicos, o simplemente fotografías impactantes, van a ser analizadas. Para ello, contaré con el concurso de Andrés Duarte, un competente analista fotográfico de Chile, químico de profesión y asesor técnico del proyecto FOTOCAT, sin descartar la participación de otros profesionales o científicos en esta labor de peritaje.

• Originales (1): El pequeño humanoide azul
El número de la revista Flying Saucer Review de enero-febrero de 1969 (páginas 15 a 16) llevaba un artículo firmado por John Keel con el título de “El hombrecillo de Carolina del Norte", que giraba en torno a la increíble fotografía de una pequeña figura que sostenía en sus manos un objeto oscuro y que se hallaba de pie delante de una esfera blanca situada en el suelo. La foto se adjuntó a una carta que un niño de 14 años de edad llamado Ronnie Hill había enviado a la Flying Saucers-UFO Reports, una revista que dejó de publicarse por entonces y cuyo editor decidió enviarla a Keel. Según la carta que acompañaba a la foto, el joven hizo la instantánea el 21 de julio de 1967 en un pequeño pueblo del condado de Pamlico, en el estado de Carolina del Norte. Según su relato, todo comenzó cuando se apercibió de un olor extraño en el aire, como un gas que le hizo llorar los ojos, antes de darse cuenta del silencio total que lo envolvía. 15 minutos después, Ronnie escuchó un zumbido y vio un objeto que volaba cerca. Corrió a su casa, tomó una cámara Kodak Sabie 620 (sin contar palabra a sus moradores) y para cuando estuvo fuera de nuevo una bola blanca de unos 9 pies de diámetro (~2,7m) había aterrizado en las cercanías. Cinco segundos después escuchó un ruido fuerte. "Yo estaba sin aliento –escribe Ronnie en su carta-, porque un hombrecito de 3½ a 4 pies de altura (~1,15m) salió de detrás del objeto en forma de bola, portando un objeto negro con forma de embudo en la mano derecha". El ser se encontraba a sólo 15 pies (~4,6m) del niño.

 
La fotografía, tal como se publicó en FSR, ampliación de un negativo en blanco y negro hecho a partir de la foto original en color. © Ronnie Hill.
John Keel enseñó la foto a “varios fotógrafos profesionales de la ciudad de Nueva York” y la “estudió minuciosamente” para concluir que “no parece ser un muñeco u otra forma de trucaje”, resultados que le fueron confirmados por los editores y directores artísticos de la revista SAGA.

Con respecto a la fotografía original -la única que salió-, Keel escribió: "es azulada y está estropeada, velada en sus bordes”. Keel abrazó la veracidad del documento gráfico, de hecho creyó encontrar muchos detalles en la historia del chico que eran reminiscentes de otros avistamientos y fotos de ovnis supuestamente verdaderas, como el olor, los sonidos, la neblina  e incluso la indumentaria del humanoide. Sorprendentemente, a fin de evitar que la fotografía fuera publicada y el fotógrafo no recibiera ni un centavo, Keel informó que "he registrado su copyright en nombre de Ronnie”. Como menos, parece una curiosa decisión.

Nada más se supo de esta foto hasta que salió el número de noviembre-diciembre de 1969 de la FSR. Un pequeño recuadro en su página 11 señalaba la existencia de “dudas sobre la fotografía del hombrecillo”, especificando que “John Keel y sus corresponsales han mantenido una vigilancia del caso y ahora informan que algunos acontecimientos arrojan dudas sobre la autenticidad de la fotografía”.

Durante años, dejó de hablarse de esta fotografía. En el verano de 1969 conseguí una copia a color de a través de Roger Perrinjaquet, un ufólogo suizo, entonces presidente del grupo GEOS y un gran aficionado a coleccionar fotos de ovnis. La copia que recibí es una ampliación recortada, obviamente procedente de un negativo de segunda generación. La imagen está atravesada oblicuamente por varias manchas blancas de origen desconocido.

 
De los archivos gráficos de V.J. Ballester Olmos.
En 1980, una reproducción de la foto Hill ilustró la sección gráfica del libro de Margaret Sachs, The UFO Encyclopedia (Perigee Books, New York), en su página 230. Estaba menos recortada que mi copia y presentaba una panorámica mayor de los alrededores, pero igualmente contenía las manchas blancas que la estropeaban. Sin embargo, aportaba una información complementaria. La breve leyenda al pie de la foto indicaba que “el pequeño alienígena se ha identificado como un modelo con un huevo como fondo”, citando como referencia al ICUFON (que era una organización ufológica neoyorquina liderada por un personaje megalomaníaco llamado Colman Von Keviczky).

No deja de ser sorprendente, sin embargo, comparada con otras imágenes más que dudosas repetidas hasta el hartazgo, que pocas fuentes han usado esta fotografía en sus publicaciones. La primera vez que la foto salió en color fue en UFO Encounters – Sightings, Visitations, and Investigation, un libro escrito conjuntamente por Jerome Clark y el famoso sociólogo Marcello Truzzi (Publications International, Lincolnwood, 1992, página 121). La foto se acreditó al ICUFON. El inglés Bob Rickard escribió un artículo en Fortean Times (#80, abril-mayo de 1995, página 24) en el que citó este caso de pasada. También, James Lewis lo mencionó en su obra UFOs and Popular Culture (ABC-Clio, Santa Barbara, California, 2000, páginas 153-154). Ambos se habían servido de la enciclopedia de Margaret Sachs para revelar la solución del mismo. El estudioso mejicano Luis Ruiz Nóguez dedicó una reseña escéptica al incidente en su libro 100 Fotos de Extraterrestres, publicado por la editorial Mina en 1996, donde teorizó que podría haberse tratado de un pequeño figurín y ser un trucaje realizado ”por el típico adolescente americano precoz”.

El investigador británico Isaac Koi encontró una página web que llevaba esta foto y que contenía esta advertencia: “100% de seguridad que muestra un ET fraudulento”. Éste sitio añadía algo más de detalle: “En realidad el alienígena era un muñeco envuelto en papel aluminio”. El enlace en cuestión es este:
 http://thebiggestsecretpict.online.fr/ufo_et.htm
 
Todas las impresiones fotográficas conocidas hasta la fecha se centraban en la figura del humanoide. Siempre he echado en falta una perspectiva de la fotografía al completo. Con este propósito dirigí una solicitud a la persona que hoy en día gestiona los archivos de John Keel (quien falleció en julio de 2009); se trata de Doug Skinner, que ha creado un sitio web dedicado a la memoria de Keel y de sus activos documentales: http://www.johnkeel.com/ Doug ha sido tremendamente cooperativo con nosotros, facilitándonos la fotografía escaneada a buen nivel de resolución. Como se ve enseguida, la foto original en papel no lleva las manchas blancas observadas en las copias a color de segunda generación disponibles hasta el presente.

 
Fotografía original sacada por Ronnie Hill. Cortesía de Doug Skinner.
Doug también nos ha hecho llegar escaneada la carta que el chico remitió en su momento a la Dell Publishing Company, que comprende muchos detalles interesantes y que incluye dos páginas de dibujos. Ahora sabemos, por ejemplo, que la foto fue hecha en la población de Oriental (Carolina del Norte). La hora fue las “2:00 AM” (sic) “de un caluroso día soleado” y el joven Hill manifiesta que estuvo en presencia del humanoide “alrededor de 30 minutos”, que el tamaño del objeto aterrizado “es comparable al de una naranja a la distancia del brazo”, que éste desapareció por encima de las copas de los árboles y que se movía “como si fuera controlado por control remoto”. La carta, escrita a máquina, con correcciones y añadidos a mano, decía que el ovni estaba “a unas 9 yardas y 2 pies (~8,9m) de distancia” y que el “alienígena era de 3 ó 3½ pies (~ 1m) de alto”. La entidad tenía la cara de color marrón oscuro con reflejos verduzcos y vestía un “resplandeciente traje de plateado”. Según la carta escrita por el chaval, el humanoide salió de detrás de la “nave”, se paró para mirar a su alrededor, se movió para seguidamente pararse después de mirar hacia el ovni y después “sacó un embudo negro y lo clavó en el suelo. Luego lo levantó”. Por último, el humanoide “entró a la nave apresuradamente”.

Creo que habrán estudiosos que les gustaría consultar estos documentos originales de Ronnie Hill, por ello los he dispuesto para su lectura en este enlace online: http://tinyurl.com/fotocat-hill001
 
Es sabido que John Keel tuvo un extenso intercambio de correspondencia con el fotógrafo durante el año 1968, pero ésta no se ha encontrado, al menos hasta noviembre de 2011, cuando pedí que se buscara. Ni tampoco se ha hallado ninguna documentación probatoria de la falsedad del incidente. Lo cual no es extraño, ya que, como nos ha informado Doug: “John no tenía archivos ordenados. Su apartamento era un terrible desorden y sus amigos invertimos muchísimo tiempo tratando de mantenerlo limpio, normalmente en vano. Tras su muerte, salvamos lo que pudimos. No tengo acceso a todo ahora, porque parte está en un almacén esperando a ser organizado”.

 
El apartamento de John Keel en 1987. Cortesía de Doug Skinner.
Nuestro consultor Andrés Duarte ha examinado la información que existe y la fotografía original y ha descubierto varias inconsistencias en los datos declarados y en la imagen. Primeramente, la foto recibida de Skinner es de 90x90 mm, pero Keel dijo haber recibido una copia de contacto, y una copia de contacto de un film 620 tiene 56 mm de alto, esto aporta dudas sobre si la foto enviada es la original o no. En segundo término, la fotografía recibida tiene una iluminación equivalente a una fuente de luz situada a 25º de elevación, mientras que según el testimonio del muchacho la foto se tomó a las 2 de la tarde, cuando el Sol estaba a unos 75º de alto. Esta discrepancia en el ángulo de iluminación es importante. Pero, además, Duarte, explica lo siguiente:
Si la estatura del ser es de 3.5' y su distancia es de 15' entonces su estatura angular debiera ser de atan (3.5'/15') = 13° pero en la foto se ve que la estatura es de 0.22, expresado como fracción respecto a lo alto de la foto, luego multiplicando por el campo visual (*) obtenemos la estatura angular en la foto = 0.22*30° = 6.6° como máximo (**). Por lo tanto hay un importante error en esta razón estatura/distancia.
El ovni en la foto aparece con un diámetro de 0.086, expresado como fracción respecto a lo alto de la foto, luego multiplicando por el campo visual obtenemos el diámetro angular del objeto en la foto = 0.086*30° = 2.6° como máximo (**). El diámetro lineal de un objeto de ese diámetro angular a la longitud del brazo, suponiendo un brazo de 50cm, es de 50cm*tan (2.6°) = 2.3 cm como máximo. Esto es muy diferente al tamaño de una naranja.
La razón estatura/distancia indicada para el ser es de 3.5'/15' = 0.23 y para el ovni es de 9'/29' = 0.31. Entonces el tamaño relativo aparente ser/ovni debiera ser de 0.23/0.31 = 0.74 pero en la foto se ve que esta razón es de  0.22/0.086 = 2.6. Esta inconsistencia es demasiado notoria, según los datos el ser debiera verse más pequeño que el ovni a pesar de estar más cerca pero en la foto se ve bastante más grande.
Suponiendo que Ronnie tomara la foto de pie y tuviera una estatura de 1.65m (esta es la estatura promedio actual de un norteamericano de 14 años), la cámara estaría a una altura de unos 1.5m y el borde superior del ovni estaría a una altura mayor, igual a su diámetro de 2.74m, entonces se vería con un ángulo de elevación de atan[(2.74m-1.5m)/8.84m] = 8° sobre el horizonte. Esto es, se vería sobre el horizonte por más de 1/4 del campo visual, sería una elevación bastante notoria, sin embargo en la foto el ovni se ve bajo el horizonte.
Hay varias inconsistencias muy notorias y a pesar de eso el artículo de FSR dice: "Las mediciones verifican las estimaciones de tamaño y distancia hechas por Ronnie”.
Para mayor abundamiento, Duarte ha realizado dos presentaciones gráficas a escala que muestran como debería haber sido la escena real. En primer término la escena vista lateralmente:

 
Reconstrucción informática: vista lateral.
Y ahora la imagen que tendría ante sus ojos el testigo, si las distancias y dimensiones aportadas fueran correctas:
 
Reconstrucción informática: vista real teórica.
Es indudable que la reconstrucción CGI (imagen generada por ordenador)  que hemos hecho presenta una gran disparidad en proporciones entre lo relatado y la realidad virtual. Esto avala fehacientemente la consideración de trucaje para esta fotografía.
Notas de A. Duarte
(*) La cámara Kodak Sabie 620 indicada en el artículo de FSR no existe, pero suponiendo que era una cámara con un film 620 y un lente típico para este tipo de cámaras que es de 100 mm entonces el campo visual vertical es de 31°. Si no se tratara de un film 620, de todas maneras lo más común para la época es que el campo visual vertical fuera de 30° aproximadamente.
(**) Digo como máximo porque la imagen que tenemos podría ser solo una parte de la foto completa.
• Singulares fotos ovni de 1954 en Australia
Después de un gran esfuerzo de recopilación, en abril de 2008 vio la luz mi trabajo “El año 1954 en fotos (Versión Ampliada)”, el informe FOTOCAT #1, que pasó revista a todos los sucesos fotográficos ovni divulgados en todo el mundo hasta entonces: http://www.box.net/shared/bg8v8enkso

Pero recientemente me informaron del hallazgo de una imagen para uno de los casos citados en mi catálogo que no disponían de representación gráfica hasta ahora, el presuntamente ocurrido en Mount Gillen, Alice Springs, Northern Territory (Australia), el 15 de enero de 1954. El investigador y autor inglés afincado en España Chris Aubeck me mandó un mensaje de la lista Magonia en el que uno de sus miembros, Kay Massinghill, había expedido una página del diario Centralia Advocate, publicado en Alice Springs, al que un lector anónimo había remitido una fotografía ovni y la correspondiente historia, que se difundió en su edición del 5 de febrero de 1954. Probablemente sea una impostura, sin embargo, el valor añadido es que tenemos por fin la oportunidad de ver y juzgar una imagen que nos había sido vedada durante casi 60 años.

 
Supuesta foto ovni de 1954, de fuente anónima. Cortesía de Kay Massinghill.
Al poco de conocer este icono gráfico y de entrar en contacto directo, la señora Massinghill me ha hecho llegar lo que parece ser un caso que era –hasta el presente- totalmente desconocido en los anales de la ufología australiana. Publicado en el diario The Argus de Melbourne, Victoria, correspondiente al día 24 de junio de 1954, bajo el peculiar encabezamiento de “¡Oh, lo sentimos mucho!”, el periódico insertaba una foto (para la que no se daba la fecha) tomada por cuatro trabajadores de la empresa Gas and Fuel Corporation de Fitzroy llamados D.A. Birshop, G. Canavan, R. Mongan y G. King un día soleado y brillante con gran visibilidad. Contaron que el ovni que vieron volaba sobre las copas de los árboles “sólo a pocos metros de distancia”. De hecho, registraron que el objeto tenía unas 6 pulgadas de diámetro (~15cm) y les sobrevoló a una altura de 6 pies (~2m) a una velocidad de alrededor de 6 millas por hora (~11km/h). Más bien parece una broma, ¿no? La verdad es que con tan breve información el avistamiento no puede evaluarse con mínimas garantías de seriedad, sin embargo, dado que conocemos los domicilios de los testigos, si algún colega australiano desea contrastar las identidades, etc., estaré encantado de facilitar sus datos de manera privada.

 
Otro documento gráfico ovni en Australia del año 1954. Cortesía de Kay Massinghill.
Casi coincidiendo con esta serie de averiguaciones de viejos episodios fotográficos de las antípodas, uno de los más notables investigadores de Australia, Keith Basterfield, me ha enviado información suplementaria sobre otro caso fotográfico de 1954 en la zona.  La fuente esta vez son legajos encontrados en los Archivos Nacionales y se refieren al avistamiento del 2 de noviembre, un fraude transcurrido en Mena Murtee Station, cerca de Wilcannia, New South Wales. Asimismo, Keith ha dedicado dos actualizaciones de su blog a tratar la observación de Mount Gillen (ver párrafos anteriores), a la que adjetiva de “poco valor”, y la del domingo de Pascua de 1954 en Eucla, Western Australia, que muestra problemas de detalle en la información de origen que “deja dudas en mi mente acerca de la veracidad del informante y, por ende, de los hechos tal y como fueron descritos”, apunta Basterfield. He aquí los dos artículos citados:
http://ufos-scientificresearch.blogspot.com.au/2012/01/cold-case-mount-gillen-photograph-alice.html
http://ufos-scientificresearch.blogspot.com.au/2012/01/cold-case-april-1954-westernsouth.html
 
RECUENTO DEL CATÁLOGO 
Esta sección facilita algunas estadísticas básicas extraídas de  la base de datos FOTOCAT.
 
• Informes por  hora del día: 2000 a 2005
En nuestra anterior actualización de este blog, revisamos los informes de la base de datos FOTOCAT de 1947 a 1999 para los registros que contenían el dato horario: http://fotocat.blogspot.com/2011_10_01_archive.html
 
Salvo excepciones, nuestro banco de datos se cierra el 31 de diciembre de 2005. La razón fundamental para ello fue nuestra constatación de que la mayoría de los casos posteriores a esa fecha –y habían muchísimos- eran meramente basura.  Proseguir con un seguimiento día a día parecía una inversión baldía. Al establecer una línea de corte, tomé la decisión de concentrarme en los informes de casos del siglo pasado, con una muestra de casuística exhaustiva de seis años de informes de la primera década del siglo 21, que sirviera de testigo a efectos comparativos. Para el periodo analizado previamente (1947-1999), la hora del día aparece registrada en el 38% del total de casos, mientras que en los informes acaecidos en el lapso entre el año 2000 y el 2005, la hora se conoce en el 48% del total, exactamente en 1.374 casos. Estos números todavía insuficientes y sencillamente son la expresión del mucho trabajo que todavía tenemos por delante en cuanto a agregar datos de los archivos al sistema informático.

Dividamos ahora los casos más recientes de nuestro catálogo con hora conocida entre “positivos” y “falsos positivos” (esto es, informes inexplicados e informes con explicaciones triviales), de la manera siguiente:
 

Positivos Falsos+ Total 2000-2005 (Total absoluto: 2.873)
Número 816 558 1.374

Este es el gráfico de ambos tipos de sucesos distribuidos a lo largo de las 24 horas del día:

El coeficiente de correlación entre las dos series es bastante alto, exactamente 0,8186. Ambas curvas se comportan estadísticamente de forma parecida, aunque hay diferencias que consignar. En ambas, el periodo de 6 horas que va de las 6 de la tarde a las 12 de la noche reúne casi la mitad de las denuncias (¡obviamente, los objetos dotados de luz siempre serán más visible durante la noche!), sin embargo la clara reducción que sigue es repentina en el caso de los falsos positivos, mientras que es más progresiva en los casos positivos. Hay que destacar que el pico máximo de los casos positivos aparece a las 21:00 horas, mientras que es a las 23:00 para los falsos positivos. Este juego de cifras no es definitivo todavía. Necesitamos completar el proceso de toma de datos antes de que la masa de informe sea suficientemente grande para hablar de estadísticas significativas. Pero al menos da una indicación preliminar que resulta útil conocer.

En nuestra siguiente actualización, procederemos a comparar los periodos 1947-1999 y 2000-2005 entre sí para buscar constantes o desviaciones.

MISCELÁNEA   
Esta sección está dedicada a compartir información sobre investigación, artículos, libros, simposios y otras noticias procedentes de fuentes selectas consideradas de interés para los estudiosos de los OVNI. 
 
• La administración Obama habla sobre vida extraterrestre
Durante muchos años, algunos grupos de ciudadanos, ciertamente orientados a la creencia de que vida extraterrestre ha contactado con nuestro planeta (básicamente a través de la aparición del fenómeno ovni) han solicitado al gobierno de los Estados Unidos que desvele una supuesta existente evidencia de que seres de otras galaxias han establecido relación con los terrestres.

Dos peticiones independientes pero convergentes, firmadas por un total de 17.500 personas, han solicitado: (1) la inmediata revelación del conocimiento y comunicaciones del gobierno USA con seres extraterrestres, y (2) el reconocimiento formal de una presencia extraterrestre involucrada con la raza humana.

La tradición acerca del contacto real con seres de otros mundos es tan abundante como falsa. En mi opinión, esta es la más extremista e infundada variedad de ufología, cuyo efecto es laminar y desacreditar cualquier intento serio –hecho o por hacer- para aportar credibilidad a esta materia que es el estudio de los ovnis.

Por fin, la Casa Blanca ha hablado alto y claro en un histórico comunicado fechado el 6 de noviembre de 2011, difundido en su página web. Firmado por Phil Larson, de la Oficina de Políticas de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca, bajo el franco encabezamiento “Buscando vida extraterrestre, pero todavía sin pruebas”, puede leerse directamente aquí:
https://wwws.whitehouse.gov/petitions#!/response/searching-et-no-evidence-yet
 
Una prominente declaración afirma formalmente que:
El Gobierno de los Estados Unidos no tiene evidencia alguna de que exista vida fuera de nuestro planeta, o de que una presencia extraterrestre haya contactado o conectado con algún miembro de la raza humana. Además, no existe información creíble que sugiera que ninguna prueba haya sido ocultada a la opinión pública.
La fraseología de esta nota es especialmente no ambigua y la línea final del comunicado pertenece al tipo el-que-tenga-oídos-para-oír-que-oiga:
El hecho es que no existe evidencia creíble de presencia extraterrestre aquí en la Tierra.
En los últimos años, hay gente que está aguardando proclamaciones de parte del gobierno de los Estados Unidos concernientes a una revelación (disclosure, en el término inglés) relacionada con los ovnis y los extraterrestres. Aquí la tienen. Pero, ¿bastará una declaración tan clara como la anterior para desanimar a los fanáticos creyentes? Me temo que no. Porque no les bastará otra cosa que lo que sus mentes tergiversadas esperan escuchar. Incluso esto va más allá. Siguiendo un patrón predecible del tipo disonancia cognitiva, esto servirá para reforzar nuevas campañas dirigidas a promover nuevas demandas en el mismo sentido.

• Sobre la probabilidad de artefactos no terrestres en el sistema solar
Bajo ese título, un trabajo de dos investigadores de la Pennsylvania State University, Jacob Haqq-Misra y Ravi Kumar Kopparapu, se ha dado a conocer como un preprint aceptado para publicarse en la revista Acta Astronautica el 7 de noviembre de de  2011.

Resumen
Tecnología extraterrestre podría existir en el sistema solar sin nuestro conocimiento. Esto se debe a que la inmensidad del espacio, combinado con nuestras búsquedas limitadas hasta la fecha, implica que cualquier remota sonda exploratorias no pilotada de origen extraterrestre probablemente pasarían desapercibidas. Aquí se desarrolla un método probabilístico para cuantificar la certeza (o incertidumbre) de la existencia de dicha tecnología en el sistema solar. Se discuten algunas posibles estrategias para mejorar esta incertidumbre que incluyen el análisis de datos de satélites en órbita de la Luna y de Marte, así como continuar la exploración del sistema solar.

El lector puede consultar el texto completo en el siguiente enlace:
http://xa.yimg.com/kq/groups/16400180/350678615/name/1111.1212v1.pdf
 
(Gracias a Philippe Ailleris y a EuroUFO).

• Lamento por el final de dos revistas clave
El estrecho mundo de las revistas especializadas en ufología, serias, documentadas y rigurosas, ha sufrido un doble hachazo con la desaparición, casi al unísono de dos de sus mejores publicaciones. En efecto, los editores han anunciado el punto final de la excelente trayectoria de The International UFO Reporter (publicada por el J.A. Hynek Center for UFO Studies) y de Cuadernos de Ufología (revista editada por la Fundación Ikaros, antes Fundación Anomalía). Es el signo de los tiempos y anuncia el futuro de la que nos traerá la temática de los ovnis, de un lado continuará siendo la base para un entretenimiento (programas de TV y libros comerciales) disociado del mundo real y, de otro, generará esporádicamente trabajo mesurado, incluso académico, por parte de algunos estudiosos capaces de desentrañar las raíces del fenómeno.

El anuncio oficial de Mark Rodeghier, director científico del CUFOS, está aquí:
http://www.nicap.org/docs/2012March_CUFOS.jpg
 
Por su parte, Alejandro Agostinelli ha glosado el cese de CdU en este entregado artículo: http://goo.gl/RbQGy
 
• Ufología instructiva
Siempre aprendemos del blog “Misterios del aire”, de Juan Carlos Victorio Uranga, agudo analista de observaciones ovni. Dos recientes entradas son especialmente instructivas. Una trata de un espectacular incidente, un supuesto aterrizaje secreto sucedido nada menos que en los terrenos de la base que el Ejército del Aire tiene en Morón de la Frontera (Sevilla):
http://misteriosdelaire.blogspot.com/2012/02/en-ano-cero-descubren-un-aterrizaje.html
 
Y otro artículo cubre un encuentro aéreo acaecido a un piloto de la Fuerzas Aérea chilena:
http://misteriosdelaire.blogspot.com.es/2012/04/piloto-militar-chileno-observa-un-fani.html
 
• Otros
 
V.J. Ballester Olmos on TV.
En ocasiones participo en algún programa de televisión con alguna entrevista. No está dentro de mis preferencias. Mi cupo de exposición pública y mi ego al respecto están más que cubiertos (entre otras razones, te tienen horas haciendo esto y lo otro para más tarde presentar tu exposición en un segmento tan breve que tu discurso casi aparece descontextualizado). De cualquier modo, hace poco fui entrevistado en un programa coral dedicado al problema ovni realizado por los servicios informativos de Televisión Española, la primera cadena pública española, a difundirse por los canales “24 Horas” y “La 2”. Los periodistas eran bien intencionados, de hecho pretendían incluir tantas opiniones como fuera posible (con la esperanza de que la audiencia pudiera formarse un juicio cabal al atender a muchas fuentes de información), pero en estos casos el resultado es una mezcolanza difícil de digerir. La ciencia o la verdad no son democráticas y una voz puede rodearse de diez que mantienen una opinión opuesta y, aún así, la solitaria puede ser la única verdad.  Pero la edición de un programa de televisión es harina de otro costal, eso lo sabemos de antemano y lo tomas o lo dejas. Esta vez lo tomé.

El programa “Crónicas” lleva el título “Expediente OVNI” y fue emitido el 30 de octubre de 2011, pudiéndose ver aquí:
http://www.rtve.es/alacarta/videos/cronicas/cronicas-expediente-ovni/1236894/
 
A este respecto, el Dr. Ricardo Campo escribió este comentario en su blog:
http://mihteriohdelasiensia.blogspot.com/2011/11/ovnis-en-cronicas.html
 
TRABAJO VOLUNTARIO 
FOTOCAT es un proyecto muy ambicioso: se trata de reunir en un catálogo  todos los casos ovni fotográficos generados en el mundo. La mayoría se han publicados en la literatura especializada, periódicos, revistas y en internet. El número de fuentes a consultar es incalculable, como libros, boletines, revistas, diarios, sitios web, blogs y otros medios de internet. Estudiosos y asociaciones mantienen archivos que habrían de revisarse para ser exhaustivos. Por tanto, le ofrecemos la posibilidad de ayudar a nuestro proyecto de una manera limitada a sus posibilidades. A continuación encontrará una serie de alternativas para ello, rogándole nos informe cuál es la más adecuada para usted.

  1. Donación de material fotográfico, archivos o bibliografía que, agregados a la base de datos FOTOCAT, quiera ver preservados para la posteridad. Para ello, le rogamos use la siguiente dirección postal:
    Vicente-Juan Ballester Olmos
    Apartado de Correos 12140
    46080 Valencia
    España
  2. Cotejar sus propios archivos (personales o de su asociación) de casos fotográficos ovni con FOTOCAT, para su revisión, corrección y ampliación. Para ello, estamos en disposición de facilitar a los estudiosos que lo soliciten listados de casos por provincia, región o país.
  3. Extraer información sobre casos fotográficos de libros ovni
  4. Extraer información sobre casos fotográficos de revistas ovni
  5. Extraer información sobre casos fotográficos de blog y páginas web
  6. Buscar y contactar con colecciones de fotografías ovni
  7. Averiguar fecha y país en ciertas fotografías o videos ovni para los que faltan estos datos
  8. Realizar análisis técnico de fotografías o grabaciones de ovnis
Rogamos nos escriban a ballesterolmos@yahoo.es con el fin de establecer el mejor protocolo para esta colaboración.