Leer en español

2009/04/13 (ES)


FOTOCAT STATUS
Físicamente, FOTOCAT es una hoja de cálculo de Excel que recoge información de casos OVNI y OVI en los que se ha obtenido una imagen en fotografía, película o vídeo. Contiene 26 columnas de datos para registrar la fecha, hora, lugar, provincia y país, explicación (si existe), nombre del fotógrafo, características fotográficas especiales, referencias, etc. A su finalización, el catálogo completo se hará accesible desde Internet para la libre consulta de toda la comunidad ufológica mundial.
Número de casos
A fecha de hoy la hoja de cálculo FOTOCAT acumula 9.534 registros individuales. El catálogo se cierra el 31 de diciembre de 2005 pero hay un par de excepciones: guardamos los informes procedentes de Argentina hasta el fin del año 2006 y los de España continúan hasta el 31 de diciembre de 2008. A partir de ese instante, la base de datos termina definitivamente. Esta es la actual distribución de casos:
Casos hasta 1946: 110
Casos 1947-2005: 9.227
Casos 2006 (ARG/ESP): 160
Casos 2007-2008 (ESP): 37
Crear un catálogo con tanta información tabulada, algunas de cuyas columnas se han añadido cuando la recopilación ya estaba adelantada, presenta una gran complejidad de orden práctico. Principalmente, nuestra dedicación se dirige a tres actividades: (1) añadir datos para informes ya registrados, (2) revisar libros y revistas especializadas para extraer nuevos casos para el banco de datos (aunque tengo la fortuna de contar con magníficos colaboradores aquí y en el extranjero, el proceso es lento, dada la ingente cantidad de material publicado en 60 años), y (3) realizar investigación basada en los casos archivados para varios ensayos en marcha (un trabajo muy elaborado y un proceso incluso más lento).
¿Que tiene esto que ver con nuestros planes de dar a conocer el catálogo completo? Igual que un pintor aborrece enseñar un retrato antes que estar acabado, no tengo gran deseo de mostrar inacabado un trabajo de esta importancia. En consecuencia, imagino que una primera publicación completa puede hacerse cuando el catálogo alcance las 12.000 entradas para el periodo 1947-2005, lo que calculo que puede ocurrir a finales del año 2011. Entretanto, iremos mejorando el contenido de la base de datos cara a su mejor explotación analítica por parte de los usuarios.
Sin embargo, como he repetido constantemente desde que inicié el proyecto FOTOCAT –y vengo poniendo en práctica desde entonces-, sepan todos los estudiosos que tienen a su disposición listados de casos para regiones concretas o para periodos determinados con sólo solicitarlo, ya que éste es un servicio público dirigido fundamentalmente a la comunidad de investigadores.
COLABORACIÓN INTERNACIONAL
Esta sección reconoce y agradece recientes colaboraciones y ayuda recibidas por parte de nuevos corresponsales.  
Nuestras gracias a este nuevo amigo que nos ha facilitado varias informaciones de interés para nuestro programa: Ángel Rivero López, de Sevilla.
El AFU de Suecia (Archives of UFO Research -Archivos de investigación OVNI), una notable organización que probablemente almacena la más impresionante colección de publicaciones OVNI de Europa, ha donado a nuestro proyecto 69 números de la revista Fate del periodo 1967 a 1982. Se lo agradecemos a los colegas del AFU, especialmente a Anders Liljegren, y esperamos que esta sea la primera de una sucesión de donaciones. De seguro hallaremos nuevos datos que consignar en nuestro listado.
Desde finales de los ochenta, Denis Breysse, profesor de ingeniería civil de la Universidad de Burdeos, gestiona el proyecto Becassine, que se define como una base de datos para casos del tipo CE3 (aterrizajes con ocupantes) a nivel mundial. Estamos revisando ahora el contenido de su catálogo, en cuanto a los casos fotográficos, para determinar si hay episodios que adicionar a FOTOCAT.
Queremos agradecer al escritor norteamericano Richard Dolan su amabilidad al remitirnos fotocopias de la colección completa del boletín UFO Investigator del NICAP (1957-1980), así como los números publicados de The APRO Bulletin de 1974 a 1985. También hemos disfrutado de apoyo documental de parte de la estudiosa norteamericana Jean Waskiewicz que mucho valoramos.
Marisol Roldán, comunicadora del programa Años Luz me entrevistó para su programa de radio, entrevista que se emitió el 8 de noviembre de 2008 y que se ha colgado provisionalmente en Internet en el siguiente enlace:
http://www.megaupload.com/?d=G1UKNQGJ
(Hay que introducir los 3 dígitos que aparecen en el recuadro y pulsar “Download”, luego esperar 45 segundos y pulsar en “Free download”).
GALERÍA DE AVISTAMIENTOS
Esta sección de ocupará de ejemplos de fotografías o filmaciones OVNI cuyo estudio es revelador o, como menos,  educativo.

Una de las esferas encontradas en el sur de España en diciembre de 1965, según ilustración inserta en el informe Battelle.
El informe secreto Battelle T67 94769
A las 20,55 horas del 6 de diciembre de 1965, varios testigos de toda confianza avistaron durante minuto y medio el paso de una formación de siete luces que se movían en dirección NO-SE. Los observadores se encontraban en Arroyomolinos de León, una población de Huelva limítrofe con la provincia de Badajoz y no lejos del límite de la de Sevilla, al sur de España. Este avistamiento –que no llegó a la prensa- nos fue informado en su día por el ufólogo sevillano Ignacio Darnaude. Cinco minutos después, a las 21,00 horas, un pastor de la localidad de Montemolín escuchó una serie de explosiones y vio como caía del espacio un objeto incandescente, al tiempo que producía un sonido “como un tren llegando a la estación”, que cayó a un kilómetro de donde él estaba. En los siguientes días se hallaron varias esferas y otras piezas metálicas en tres poblaciones diferentes, Fuente de Cantos y Montemolin (provincia de Badajoz) y Lora del Río (provincia de Sevilla), municipios que distan unos 100 km y que están perfectamente alineados en sentido NO-SE. Los restos encontrados se llevaron a las regiones aéreas del Estrecho y Central y fueron –inicialmente- inspeccionados por técnicos de la base aérea de Talavera La Real y posteriormente por científicos del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA). Noticias relativas a estos hallazgos vieron la luz en los medios de comunicación, incluyendo fotografías de algunas de las esferas recuperadas.

Fotografía de una de las piezas (un retrocohete) incluida en uno de los informes del INTA.
Desde el principio, las investigaciones militares españolas sospecharon que los restos procedían de la reentrada de una nave espacial rusa. En enero de 1966, el coronel Kenneth L. Lueke, agregado aéreo de la embajada norteamericana en Madrid, solicitó tener acceso a los análisis preliminares, para más tarde (octubre) solicitar oficialmente al Ministerio de Asuntos Exteriores español que se prestaran esos materiales a los Estados Unidos para ser estudiados por sus propios expertos. Cuando el General Franco dio la luz verde a esta transacción política, el Gobierno Español aceptó a finales de enero de 1967 mandar a Norteamérica varias de las piezas recuperadas.
Se impusieron varias condiciones en una pro-memoria secreta: un especialista español participará en los ensayos en los EE.UU., el tiempo empleado no excederá las cinco semanas (tras las cuales los materiales serán reintegrados a España), se entregará a España los resultados de los estudios y –esto resulta significativo- “los Estados Unidos se comprometen a mantener secreta su participación en estos trabajos”.
Los cinco objetos entregados (tres esferas de 38 cm de diámetro, una esfera de 25 cm de diámetro y un motor de cohete de 36x19 cm) fueron analizados a conciencia por el Battelle Memorial Institute, bajo contrato con la USAF o el Ministerio de Defensa norteamericano y se devolvieron a nuestro país en mayo de 1967. Con fecha 15 de junio de 1967, Battelle editó un grueso informe numerado T67 94769 con el título Investigation of Five Metallic Bodies Recovered After Space Flight (Investigación sobre cinco cuerpos metálicos recobrados tras vuelo espacial), sellado “SECRET No Foreign Dissem Except Spain” (SECRETO. No se autoriza su difusión en el extranjero excepto a España).

Portada del informe Battelle. (Haga clic para agrandar).
En la portada del informe hay otros dos sellos que explícitamente advierten que el documento está “excluido de desclasificación y reducción de categoría automática” y que “contiene información que afecta a la Defensa nacional de los Estados Unidos dentro de los supuestos de las leyes de Espionaje”.
En la década de los noventa, yo colaboraba con la Sección de Inteligencia del Mando Operativo Aéreo (MOA) en el desarrollo del proceso de desclasificación de los expedientes OVNI custodiados por el Ejercito del Aire español (referencias 1 a 5). Uno de mis varios logros durante este período  (1991-1999) fue haber convencido al Estado Mayor del Aire, primero, y al MOA, después, a que remitieran órdenes y tomaran acciones encaminadas a reunificar y centralizar toda la documentación OVNI que estaba dispersa en las distintas regiones, bases y unidades aéreas. A instigación mía, esto se llevó a cabo hasta en tres ocasiones distintas. Debido a ello, el número de expedientes se incrementó de los primeros 55 a los 84 finales (con casos fechados de 1962 a 1995). Todas y cada una de las páginas reunidas fueron debidamente desclasificadas y hechas públicas.
Durante 1994, llegó al MOA (con sede en la base aérea de Torrejón, en Madrid) una vieja carpeta que encontró en los archivos el nuevo coronel de la División de Inteligencia del Estado Mayor del Aire (Cuartel General del Aire, Madrid), la persona precisamente con la que yo había “negociado” el comienzo de la desclasificación. Fernandez Rodas estaba muy sensibilizado con esto de la reagrupación de archivos. El archivo estaba repleto de documentos que hacían referencia a objetos de procedencia aeronáutica caídos a tierra (piezas de aviones, paracaídas, etc.) A pesar de no tener nada que ver con los OVNIS directamente, la hizo mandar al MOA. Ese paquete de viejos legajos contenía toda la información relativa al hallazgo en en Extremadura y Andalucía en diciembre de 1965 de las esferas y otros objetos metálicos de procedencia espacial, hoy hace 43 años.
El oficial de inteligencia del MOA (teniente coronel Rocamora) procedió a aplicar a esta información los procedimientos seguidos para la desclasificación de la información OVNI. Sin embargo, finalmente, como en este caso la información no hacia la menor referencia a observación OVNI ninguna, al tratarse exclusivamente del descubrimiento y análisis de componentes de una nave espacial, no se incluyó en el inventario de informes OVNI y nunca se desclasificó (cierto que tampoco era material clasificado per se, al menos en España).
En el curso de una de mis muchas conferencias telefónicas con la Sección de Inteligencia del MOA de aquellos días, se me informó de la llegada de esa documentación y su contenido. Siendo un apasiado por el fenómeno de las reentradas espaciales, y dado que este suceso de 1965 me había intrigado mucho desde que tuvo lugar, no tardé en solicitar autorización para consultar el archivo. Se me dio permiso enseguida; no sólo eso, me invitaron a examinar toda esa documentación in situ, donde en su momento me entregaron un juego completo de fotocopias (unas 400 páginas) de correspondencia oficial, memorandums e informes, tanto de fuentes españolas como norteamericanas.
Recientes indagaciones han resuelto que la alineación de los restos esparcidos en el sur español y la fecha concreta (6 de diciembre de 1965) se correlacionan con la última órbita de la plataforma de un cohete SL-6. Se trató de un lanzamiento ruso no anunciado  que tuvo lugar el día 3 de diciembre con la probable misión de realizar un aterrizaje suave del Lunik 8 en la superficie lunar. Sin embargo, el retrocohete no se disparó a tiempo y la nave espacial impactó sobre la Luna en la zona conocida como Mar de las Tormentas. El cohete portador se desintegró sobre España y los restos que sobrevivieron son el objeto de este artículo.
Las principales conclusiones del informe Battelle –usando herramientas de análisis mucho más sofisticadas- confirmaron lo que los técnicos españoles habían encontrado. Había cuatro botellas esféricas y la carcasa cilindrica de un motor de cohete, todo ello fabricado con aleaciones de titanio, con rastros de acero y molibdeno. Las tres esferas mayores eran recipientes para almacenar gas a presión, la esfera menor posiblemente fuera un componente de un sistema de reserva de hidrógeno dotado de una válvula de control remoto. El motor del cohete servia obviamente para proveer propulsión. Se dedujo que durante la desintegración se alcanzó una temperatura superior al punto de fusión del titanio (1.650º C) durante un breve tiempo. Al poco de que partes de la nave alcanzaran esas temperaturas, la velocidad y la fricción se redujeron hasta enfriarlas, estimándose que su temperatura era cercana a la temperatura ambiente (ciertamente menor de 300º C) en el momento del choque con el suelo.  La velocidad de impacto se calcúla estaría en el rango de 200 a 400 km/h.
El 3 de febrero de 2009 he solicitado formalmente al comandante en jefe del Mando Aéreo de Combate (MACOM), sucesor del antiguo MOA, que libere la totalidad de documentos relativos a este suceso astronáutico, en base a su relación con una observación OVNI civil.
Sea como fuere y en cuanto sea posible, declaro mi intención de publicar online toda la información, para conocimiento general. Entretanto, he facilitado algunos detalles preliminares de este caso al periodista valenciano Javier Cavanilles, que ha publicado un artículo sobre el asunto en la edición del domingo 18 de enero de 2009 del diario EL MUNDO, en la página 11 del suplemento Crónica. Este artículo se incluyó también en la primera página de la edición digital del periódico y puede consultarse en el siguiente enlace:
http://www.elmundo.es/elmundo/2009/01/03/valencia/1230989731.html

V.J. Ballester Olmos revisa algunos de los documentos de este incidente en su estudio. © J. Cuéllar/EL MUNDO.
Referencias:
(1) Ballester Olmos, Vicente-Juan, “Spanish Air Force UFO Files: The Secret´s End”, en MUFON 1993 International UFO Symposium Proceedings, Walter H. Andrus, Jr. & Irena Scott (eds), MUFON (Seguin,  Texas), julio de 1993, páginas 127-168

(2) Ballester Olmos, Vicente-Juan, Expedientes Insólitos, Temas de Hoy (Madrid), mayo de 1995. http://www.ikaros.org.es/g009.htm

(3) Ballester Olmos, Vicente-Juan, “UFO Declassification in Spain (Military UFO Files Available to the Public: A Balance)”, en UFOs: Examining the Evidence, Mike Wooten (ed) , BUFORA (Inglaterra), agosto de 1995, páginas 51-56.

(4) Ballester Olmos, Vicente-Juan, “¡Desclasificación! Archivos OVNI militares al descubierto”.  http://www.ikaros.org.es/desclasificacion.pdf

(5) Ballester Olmos, Vicente-Juan, “Monitoring Air Force Intelligence (Spain’s 1992-1997 UFO Declassification Process)”, en MUFON 1997 International UFO Symposium Proceedings, Walter H. Andrus, Jr. & Irena Scott (eds), MUFON (Seguin, Texas),  julio de 1997, páginas 139-178.
La validez de los informes OVI (explicados)
La investigación ufológica posee pocas certidumbres y, desafortunadamente, son cuando se resuelven avistamientos. nicamente cuando se puede demostrar que una observación dada se debe a Venus, un avión, un bólido, un globo o un objeto convencional, uno llega a alcanzar la naturaleza auténtica de un suceso. En el resto de los eventos, agrupamos bajo el paraguas semántico de “objetos volantes no identificados” un conglomerado de hechos diversos con un amplio rango de fiabilidad, extrañeza y contenido documental. A veces ni siquiera son objetos, en otras no volaban y probablemente se podrían identificar si dispusiéramos de más información sobre lo ocurrido. En cuanto a los mejores casos, siempre están pendientes de recibir más datos, de una mejor investigación. Por ello, porque los casos aclarados (los OVIS) forman parte del problema y además aportan certezas, creo que es muy práctico publicar ejemplos de tales certezas, o sea, de misterios resueltos. A mi juicio, cuantas más falsas incógnitas se hagan públicas, más tiempo unos y otros podremos dedicar a los casos clave, que son aquellos que parecen presentar facetas verdaderamente anómalas.
Basado en esta filosofía, y con el valor añadido del proceso de aprendizaje y la utilidad de los informes explicados como muestras aleatorias comparativas en un proceso de análisis estadístico, este blog regularmente mostrará crónicas de “los OVNIS que nunca lo fueron”. Siguen dos ejemplos.
Despliegue luminoso sobre Canarias en noviembre de 1997
Precedido y seguido por intensa actividad meteórica, el 21 de noviembre de 1997 un turista británico alcanzó a filmar el desplazamiento por el cielo nocturno de una potente luz a las 01,30 horas. Fue en la playa de Puerto Rico, al sur de la isla de Gran  Canaria, en las Islas Canarias (territorio español en el océano Atlántico, cerca de las costas de frica).
La brillante luz en movimiento resultó ser causada por la desintegración en la atmósfera de un cohete propulsor ruso del tipo Soyuz, que sirvió para poner en órbita terrestre al satélite de investigación geofísica Resurs F-1M. Los datos que arroja el NORAD le asignan a la reentrada de este objeto una sección de radar (radar cross section) de 26,5 m2.
Un informe completo, firmado por Ricardo Campo Pérez y V.J. Ballester Olmos, junto a un anexo del que son autores los estudiosos ingleses David Clarke, David Sankey, Gary Anthony y Bill Rose, puede leerse en este enlace:
http://www.ikaros.org.es/fotocat/canarias97.pdf
Como complemento visual que juzgo de gran interés, he incluido aquí el video en cuestión.

VÍDEO 1. Despliegue luminoso avistado y registrado en video desde Gran Canaria el 21 de noviembre de 1997. © Gary Chapman.
¿Estructura volante sobre la Tierra?
Internet nunca termina de asombrarme. Especialmente YouTube. Hace poco se discutió en la red un curioso video descrito como “una enorme estructura alienígena sobre la Tierra”. Es una filmación tomada a bordo de la estación espacial MIR y supuestamente “censurada por la NASA”, para añadirle un poco de picante a la narración, y ésta revela lo siguiente:

VÍDEO 2
Veamos ahora la cruda realidad. En una comunicación remitida el 13 de noviembre de 2008 a “Equipe UFO”, un foro compuesto por los asesores de la brasileña Revista UFO, el ufólogo Roberto Pintucci explicó que las imágenes son las de una plantación en el desierto, probablemente en Israel. Afirma que ha visto semejantes estructuras agronómicas a través de Google Earth. ¿Y por qué no me sorprende?
RECUENTO DEL CATÁLOGO
Esta sección facilitará algunas estadísticas básicas extraídas de  la base de datos FOTOCAT.
• Revisión de la década de los 80
En informes anteriores, ya examinamos estadísticamente los datos procedentes de las décadas de los 50, 60 y 70 del siglo pasado, en base a los informes contenidos en FOTOCAT. Véase:
http://fotocat.blogspot.com/2007_07_14_archive.html
http://fotocat.blogspot.com/2007_01_29_archive.html
http://fotocat.blogspot.com/2008_08_07_archive.html
Ahora nos proponemos comentar la información en bruto generada por los informes pertenecientes al período 1980-1989, una década que arroja 843 registros en nuestro catálogo, la cifra más baja desde la década de los 50. La tendencia al alza del número de casos observada en los 60 y 70 se quiebra en los 80, para volver a recuperarse y crecer en los 90. Debe haber una causa para este hecho, sea económica, sociológica o política, que pide a gritos una interpretación.
El total de casos de la década se distribuye por año y tipo de la manera siguiente:
AÑO Nº INFORMES OVNI (Nº y %) OVI (Nº y %)
1980 118 67 (57%) 51 (43%)
1981 79 48 (61%) 31 (39%)
1982 86 62 (72%) 24 (28%)
1983 70 39 (56%) 31 (44%)
1984 77 57 (74%) 20 (26%)
1985 91 41 (45%) 50 (55%)
1986 56 26 (46%) 30 (54%)
1987 47 19 (40%) 28 (60%)
1988 89 54 (61%) 35 (39%)
1989 130 87 (67%) 43 (33%)
______ ________ ________
TOTAL 843 500 (59%) 343 (41%)


Característica fotografía de un “platillo volante” durante los 80. Charleston, Carolina del Sur, 4 de abril de 1980. © William J. Hermann. Fuente: Wendelle Stevens y August Roberts, UFO Photographs Around the World Vol 3, UFO Photo Archives, 1993.
El primer y último año (1980 y 1989) marcan los puntos álgidos en cuanto a casos denunciados, mientras que los ocho años restantes presentan un nivel de observaciones fotográficas de casi la mitad, siendo 1987 el año con la menor tarifa. ¿Qué ocurrió ese año para propiciar ese mínimo?
La proporción OVNI/OVI es de 59 a 41 en esta década. Estos porcentajes se mantienen bastante estables durante este período, con tres excepciones: 1982 y 1984 muestran ratios OVNI del 72% y 74%, respectivamente, lo que es debido a la  incidencia de muchos eventos de lo que hemos dado en llamar “fenómenos Hessdalen” y –sensu contrario- el año 1987 presenta un porcentaje OVI del 60%, que se explica por las muchas entradas fraudulentas correspondientes a los trucajes en Gulf Breeze de Ed Hanson, alias Ed Walters.
La siguiente tabla reúne los países con 10 casos o más (desde 1%):
USA-150
ESP-113
NOR-113
ARG-97
FRA-40

CHL-32
RUS-30
POL-30
SWE-29
ITA-28


GBR-19
BRA-19
MEX-17
DEU-17
JPN-13

BEL-12
AUS-12
PER-10
Los Estados Unidos encabezan la lista, como se podía esperar por tamaño del país y población, multiplicado por la popularidad del tema allí. Le siguen España (país del autor, en donde se ha realizado una intensa labor de búsqueda de casos), Noruega (efecto combinado de la emergencia de los fenómenos de Hessdalen y de la recopilación de casos nacionales hecha por Ballester y Brænne) y Argentina (suma resultante de un proyecto especial llevado a cabo entre Ballester y Ferguson).  No hay otros aspectos más significativos en la distribución regional de los informes.
Aparecen 10 países con el 3% de los casos (25 o más). La siguiente tabla recoge la distribución anual que presentan:
AÑO USA ESP NOR ARG FRA CHL RUS POL SWE ITA
1980 13  28  3 12  7  3 5 5 0 4
1981 10 16 9 7 5 1 4  6  1 0
1982 6 13  33  6 5 1 1 5 1 1
1983 4 6 15 4 2  8  4 4  7  3
1984 18 4 32 4 2 3 0 1 3 2
1985 8 7 12  26  4  8  2 1 3  8 
1986 10 5 5 12 1 3 2 5 3 1
1987 17 3 1 10 3 2 0 1 1 2
1988  34  12 1 10 4 2 3 1 0 5
1989 30 19 2 6  7  1 9 1 10 2
TOTAL 150 113 113 97 40 32 30 30 29 28

Imagen de disco volante de un objeto invisible aparecido en una fotografía sacada en la isla de Vancouver (Canadá), el 8 de octubre de 1981. © Hanna McRoberts. Fuente: Dr. Richard F. Haines.
Una vez más constatamos un mapa caótico. Mientras en 1988 abundaron los casos en los Estados Unidos (principalmente debido a la locura de Gulf Breeze), fue 1982 el año pico en Noruega (por el reconocimiento público de las luces del valle de Hessdalen), 1980 en España (sin razón aparente) o 1985 en Argentina (debido al considerable número de avistamientos fotográficos que dejó la aparición de los globos MIR durante las jornadas del 18 de agosto y 17 de septiembre de 1985).
REFERENCIAS Y NOTICIAS
Esta sección está dedicada a compartir información sobre investigación, artículos, libros, simposios y otras noticias procedentes de fuentes selectas consideradas de interés para los estudiosos de los OVNI.
El aterrizaje de Turís
El 25 de julio de 1979, Federico Ibáñez Ibáñez, un agricultor de 54 años del pueblo valenciano de Turís dijo haber sido testigo de la presencia de un objeto de color blanco en forma de “medio huevo” posado sobre un camino rural de acceso a sus campos de vides. Dos seres bajos de extraña apariencia que llevaban anchas vestimentas blancas y portaban largas “gafas” oscuras salieron de detrás de un algarrobo cercano, corriendo hasta penetrar dentro del objeto por su parte trasera. El objeto se elevó rápidamente para desaparecer pronto de su vista.
Hay razones objetivas para afirmar que este ha sido uno de los casos de aterrizaje más concienzudamente encuestados de España, lo que se hizo por parte de dos equipos de investigadores al poco de ocurrir los hechos. Primero por parte de AVIU, un grupo de universitarios de Valencia liderados por Juan Antonio Fernández Peris. Un detallado informe de 14 páginas, combinando los resultados de la investigación de campo de AVIU y de Vicente-Juan Ballester Olmos y Miguel Guasp se publicó en el libro de los dos últimos, Los OVNIS y la Ciencia (Plaza & Janés, 1981 y 1989).
El lector interesado puede encontrar dicho ensayo escaneado en este enlace: http://www.ikaros.org.es/turis.pdf
Transcurridos 30 años, en septiembre de 2008, volví a visitar al testigo para una re-encuesta, esta vez en compañía de Luís R. González. Dos meses después repetí mi visita a Turís, acompañado del fotógrafo Rafael Márquez, y en esta ocasión complementamos la investigación desplazándonos al lugar del aterrizaje con el testigo, con quien rememoramos lo sucedido. Terminamos hablando con varios habitantes del pueblo.

A sus 84 años, Federico Ibáñez (a la izquierda), testigo del aterrizaje de Turís posa con V.J. Ballester Olmos en la re-encuesta de 2008. © Luís R. González (foto hecha con un teléfono móvil).
En conclusión, creemos que es improbable que el testigo se haya inventado la historia (en base a patrones habituales): el relato parece sólido, se mantiene estable con el paso del tiempo, sin dejar al descubiertos fallos y contado por una persona sana y totalmente normal, un agricultor acomodado y con excelente reputación entre sus convecinos. Un testigo ocular único sin otros que lo corroboren (un repetido patrón, por desgracia, entre los avistamientos cercanos más asombrosos) y una apariencia de los seres que es bastante atípica en la literatura de los EC, son los puntos más desfavorables. Por último, las huellas encontradas en 1979 en la zona del aterrizaje por los primeros investigadores podemos contemplarla como  evidencia complementaria, aunque circunstancial.
Como solía decir J. Allen Hynek, “personas creíbles narran historias increíbles”. Por consiguiente, seguimos afrontando la misma situación que Jacques Vallée supo resumir de forma genial en los años sesenta, cuando en uno de sus libros escribió que (los aterrizajes) representan el misterio de los OVNIS en su forma más crucial porque éstos nos obligan a elegir entre la realidad de un fenómeno sin precedentes y la hipótesis de que todos los testigos son mentirosos del tipo psicológico más extremo (citado en The UFO Investigator, volumen V, número 1, septiembre-octubre de 1969).
Un artículo mío, describiendo en detalle las averiguaciones originales y actuales, acaba de ser publicado en la edición de abril de 2009 de la revista Más Allá.
• Cómo sacar fotos estereoscópicas de OVNIS
La aplicación de la fotografía en 3-D para la captura de imágenes de OVNIS ha sido recientemente objeto de un comentario en la lista “UFO Updates”, a raíz de un artículo publicado en la edición del 31 de octubre de 2008 de The HeraldTribune.Com, que puede leerse en http://tinyurl.com/6bwq5d. Carol Maltby, experta en fotos en estéreo, facilitó varios recursos prácticos de ese tipo de técnica, que vale la pena consultar en estos enlaces:
http://www.3dstereo.com/viewmaster/sca-lic.html
http://www.photo3-d.com/?stereo
http://www.stereoscopy.com/
Sin embargo, Carol ofrece esta sugerencia para los aficionados que deseen implementar esta técnica de manera sencilla: Si usted no está seguro de entrar en esto de la fotografía en estéreo, pero quiere ver si puede conseguir una foto tridimensional, la manera más fácil es usar su cámara de siempre y tomar dos fotos usando el método de los astronautas (porque es lo que hicieron en la Luna para conseguir fotos en 3-D con una  Hasselblad). Todo lo que tiene que hacer es componer la imagen a través del visor, apoyar todo su peso sobre su pierna izquierda y hacer la primera exposición, luego apoye su peso sobre la pierna derecha y haga la segunda foto.
(Gracias a Franck Boitte).


Tapa del último libro de Paolo Toselli.
• Libros
Muy brevemente, pero no quiero dejar de comentar dos libros interesantes que acaban de publicarse en Europa. El primero se titula Alessandria 1978. Allarme UFO (Alessandria 1978. Alarma OVNI) y es un pequeño volumen en italiano escrito por Paolo Toselli, veterano ufólogo, directivo de la envidiable organización CISU y buen amigo. En cien páginas la imponente oleada que sacudió Italia y concretamente la provincia de Alessandria entre septiembre y diciembre de 1978 dejando un rastro de casos de encuentros cercanos, huellas en los campos, luces nocturnas, fotos, etc., queda bien evocada por un especialista en este periodo. Este opúsculo, que viene acompañado por un DVD con entrevistas y videos relativos a la oleada y a las investigaciones de Toselli, ha sido publicado por la mejor fuente de literatura OVNI en Italia, la editorial UPIAR de Turín. El libro puede adquirirse a través del siguiente enlace: http://www.upiar.com/index.cfm?artID=173.
Libros colectivos dirigidos por un investigador carismático o erudito son corrientes en la literatura científica. En ufología, algunos de los mejores libros que han visto la luz pertenecen a la misma categoría, por ejemplo: Daniel S. Gillmor, Scientific Study of Unidentified Flying Objects (Bantam, 1969), Carl Sagan & Thornton Page, UFO’s-A Scientific Debate (Cornell University, 1972), Nancy Dornbos, Proceedings of the 1976 CUFOS Conference (Center for UFO Studies, 1976), Richard F. Haines, UFO Phenomena and the Behavioral Scientist (Scarecrow, 1979), Ronald D. Story, The Encyclopedia of UFOs (Doubleday, 1980), Hilary Evans & Robert Moore, UFOs 1947-1987 (Fortean Tomes, 1987), Thierry Pinvidic, OVNI. Vers une Anthropologie d’une Mythe Contemporain (Heimdal, 1993), o Hilary Evans & Dannis Stacy, UFOs 1947-1997 (John Brown, 1997).

Portada del libro dirigido por Ricardo Campo.
Otro libro grupal que puede agregarse a los anteriores volúmenes acaba de publicarse en España bajo la capaz dirección editorial de Ricardo Campo, filósofo, periodista y escritor. El titulo de la obra, que ha sido auspiciada por la Fundación Anomalía, es Vida en el Universo. Del mito a la ciencia (Fundación Anomalía, 2009):  http://www.lulu.com/content/5268752
De enfoque multidisciplinario, el libro está claramente dividido en dos partes. La primera examina los fenómenos OVNI desde una perspectiva psicosocial, con las aportaciones de siete autores, la mayoría formados en ciencias sociales (periodistas, antropólogos y juristas) más un ingeniero de telecomunicaciones. La segunda parte tiene seis trabajos y la escriben tres astrofísicos, un físico teórico, un astrónomo y un periodista. Todos ellos analizan el complejo estudio de la vida en el universo. Como Alfonso Ferrer ha señalado en una reseña de esta obra: Constituye  una reflexión honesta sobre el estado de la cuestión al que debe enfrentarse cualquiera que de verdad se apasione con el estudio de los OVNIS.  A ello añadiría que perspectivas escépticas de alto calibre y bien documentadas (no especulación de salón) nos ayudan a mantener afilado nuestro  utillaje de investigación en esta materia tan extremadamente complicada.
Bibliografía personal actualizada
Como hacemos cada año, la bibliografía de investigación y literaria de Vicente-Juan Ballester Olmos se ha actualizado y colocado en Internet. Muestra una completa  relación de trabajos, artículos y libros publicados entre febrero de 1965 y el 31 de diciembre de 2008, 44 años de dedicación personal al estudio de los OVNIS. Se puede encontrara aquí: http://www.ikaros.org.es/bibliog1.pdf.
LLAMADA A SU COLABORACIÓN
Solicitamos su colaboración altruista con el Proyecto FOTOCAT. Por favor escríbanos a: fotocat@anomalia.org
Estamos en disposición de facilitar a los estudiosos que los soliciten listados de casos regionales, provinciales o nacionales para su revisión, corrección y ampliación.
Si desea donar material fotográfico, archivos o bibliografía que quiera ver preservados para la posteridad, le rogamos use la siguiente dirección postal:
Vicente-Juan Ballester Olmos
Apartado de Correos 12140
46080 Valencia
España
Para aquellos lectores que residan en Valencia y quieran realizar trabajo voluntario, les invitamos a escribirnos.